Latam Airlines anunció una megaoperación con la que deja de lado el intento de joint business agreement (JBA) con American Airlines. Esta vez, la aerolínea llegó a un acuerdo estratégico en capitalización bursátil con Delta, la mayor empresa del mundo de esta industria, lo que implicará, además, que la norteamericana entre a su propiedad.

Por medio de un hecho esencial enviado a la Comisión para el Mercado Financiero, la empresa chilena informó que Delta comprará 20% de Latam Airlines, a un precio de 16 dólares por acción, por lo que la operación se calcula en unos 1,900 millones de dólares. “Esta alianza con Delta fortalece a Latam, y entrega la mejor conectividad a los pasajeros, a través de nuestras redes de destinos altamente complementarias”, dijo en un comunicado el CEO de Latam Airlines, Enrique Cueto.

El CEO de Delta, Ed Bastian, comentó que “esta alianza innovadora con Latam reunirá a nuestras marcas globales, permitiéndonos brindar lo mejor en servicio y confiabilidad a los pasajeros que viajan hacia, desde y dentro de las Américas”.

La oferta

La OPA está condicionada a que Delta llegue a 15% de la propiedad. No obstante, se establece que la norteamericana no puede superar 24.99% de la compra hasta dos años después de la implementación del contrato.

Se espera que la familia Cueto concurra a la OPA, dejando el equivalente a 20% de lo que ellos tienen en la propiedad. Con el porcentaje de la propiedad, Delta tendrá derecho a dos directores, pero no ingresará al pacto de accionistas controladores.

Pero el acuerdo no se quedará en eso. Tras concretarse la OPA, firmarán un JBA, que debe ser aprobado por autoridades regulatorias. Para esta transición, Delta aportará 350 millones de dólares para la creación de la alianza. Además, la norteamericana adquirirá 14 aeronaves Airbus A350 de Latam (cuatro en operación y 10 que están comprometidas entre el 2020 y el 2025), lo que se estima que implicaría recursos por 2,000 millones de dólares.