De manera simultánea inauguraron cuatro estaciones de recarga o electrolineras para autos eléctricos en tiendas Walmart del Valle de México, cuyo costo es cercano a los 2,000 dólares cada una.

En los estacionamientos de las tiendas de Interlomas, Taxqueña, Toreo y Perisur, fueron instaladas las estaciones de recarga cuyo costo de obra civil asumió la Comisión Federal de Electricidad (CFE), con cargadores y tecnología de la francesa Schneider, aportados por la automotriz BMW, que mostró su modelo de auto eléctrico i3 para la prueba del equipo.

En el acto inaugural en Interlomas, el director general de la CFE, Enrique Ochoa Reza, aseguró que en estas primeras cuatro estaciones, la recarga no tendrá ningún costo para los usuarios, y que fueron instalados cargadores con salida de corriente universal, para que pueda usarla cualquier vehículo.

Enrique Ostalé, presidente de Walmart México y Centroamérica, explicó que la minorista asumirá el costo de la energía que se suministre mediante estas estaciones, y que buena parte de ésta es generada con energía renovable, ya que Walmart produce 51% de la energía que se consume en sus 1,114 tiendas del país con fuentes limpias, en sus tres eoloeléctricas ubicadas en Oaxaca y la hidroeléctrica de Veracruz, cuya capacidad instalada total es de 319 megawatts para autoabasto.

Laura Crespo, directora de marketing de BMW Group México, agregó que las cuatro electrolineras son las primeras de un total de 30 estaciones que se pretenden instalar en el valle de México este año. Del modelo i3, presentado para demostración, dijo que tiene una autonomía de 150 kilómetros -la distancia que puede recorrer si se recarga completamente- y una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora.

Incentivarán demanda

Juan José Guerra Abud, titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, sostuvo que el gobierno federal prevé incentivos fiscales y ampliar la red de estaciones de servicio para aumentar la demanda de autos eléctricos.

Se estima que hay 200 vehículos eléctricos en todo el país que deberán crecer. En la medida que este tipo de programas se estén anunciado, habrá mayor disposición de la población para adquirir este tipo de vehículos , aseveró.

Según el presidente para México y Centroamérica de la francesa Schneider, Enrique González Haas, el país no tiene ni 1% de los autos eléctricos que hay en el mundo -200,000 y 250,000-, aunque se espera que al concluir la década se rebase el medio millón.

[email protected]