Las fabricantes alemanas de vehículos Daimler y BMW unieron fuerzas para expandir su negocio en un nuevo servicio de autos compartidos y recarga de vehículos eléctricos, aumentando sus proyecciones para el año completo para reflejar el acuerdo.

Daimler -la dueña de Mercedes- y BMW, los dos mayores fabricantes de vehículos de lujo de Alemania, se están preparando para una nueva era en servicios de movilidad donde los autos de conducción autónoma podrían permitirles expandirse en un segmento de negocios actualmente dominado por Uber en Estados Unidos y Didi Chuxing en China.

Bajo los términos del acuerdo, que incluye unidades de autos compartidos Car2Go y DriveNow así como servicio de viajes, estacionamiento y recarga, Daimler y BMW tendrán una participación cada uno de 50% en un emprendimiento conjunto.

Asumiendo que los reguladores aprueben la transacción, ambas compañías esperan que sus cifras clave de ganancias - ganancias antes de intereses e impuestos (EBIT) para Daimler y ganancias antes de impuestos para BMW - aumenten ligeramente en una comparación interanual, comparado con proyecciones previas de ganancias planas.