El turismo de negocios en el Distrito Federal y Tijuana se ha visto beneficiado por el clima de inseguridad que afecta a otras urbes del país, como Monterrey, destino de amplia tradición y renombre en el sector.

Directivos de la Oficina de Congresos y Visitantes (OCV) de ambas ciudades aseguran que no es su intención obtener ventaja de la situación que se vive en otras metrópolis; sin embargo, reconocen el impacto benéfico que ello ha dejado a su actividad económica.

El director ejecutivo de la OCV del Distrito Federal, Carlos Collado Oliveros, comenta que la ciudad de México buscará aprovechar su infraestructura turística y su imagen de urbe segura para aumentar -como mínimo- 10% la actividad del sector en este año.

El funcionario detalla que durante el 2011 el DF albergó alrededor de 700 eventos -80 de ellos de alto impacto -, con una derrama económica de 11,000 millones de pesos.

Para este año el objetivo es organizar 770 eventos, que en conjunto dejarían una derrama económica por 12,100 millones de pesos, aproximadamente.

Probablemente nos hemos beneficiado (del ambiente de inseguridad). Lamentablemente, ha sido un factor que sí ha afectado a unos destinos, en nuestro caso esa percepción nos ha ayudado , comenta.

En tanto -abunda- el DF ha logrado reflejar una imagen de seguridad y ambiente familiar, sin que esto haya sido una campaña de publicidad específica para el fin de impulsar el sector.

TIJUANA, UN DESTINO POTENCIAL

A diferencia del DF, Tijuana es una ciudad que apenas comienza a dar los primeros pasos para consolidarse como un destino popular en el turismo de reuniones, reconoce Alan Bautista, director general de la OCV local.

El funcionario detalla que en el 2011 se realizaron aproximadamente 50 eventos. Para este año espera aumentar la cifra en 5 por ciento.

El objetivo –continúa- significa un avance tras el periodo 2008-2009, cuando la ciudad vivió el punto más álgido en temas de inseguridad.

[email protected]