México incrementó 188% sus exportaciones de carne de bovino congelada en el 2011, hasta sumar 212 millones de dólares, superando a cinco países europeos.

El mayor impulso de las ventas externas se registró en Rusia, hacia donde sumaron 112 millones de dólares, un alza de 659%, de acuerdo con datos del Banco de México.

El mercado ruso sigue presentando una gran oportunidad para los exportadores mexicanos, porque desde el pasado 20 de marzo prohíbe las compras de ganado de la Unión Europea (UE).

La Agencia Federal de Control Veterinario y Fitosanitario de Rusia suspendió las importaciones de ganado y cerdos vivos de la Unión Europea ante brotes del virus de Schmallenberg y la enfermedad de la lengua azul reportados en varios países comunitarios.

Según explicó el organismo, la medida -de carácter temporal- afecta a los animales destinados al sacrificio para el consumo humano y podría excluir a ejemplares para la cría, siempre que su importación se realice bajo riguroso control.

La agencia informó anteriormente que no recibió de la UE ?datos sobre las medidas que adoptan sus servicios veterinarios para impedir la propagación de ambas enfermedades, que son de alto riesgo para el ganado.

En el 2011, las exportaciones mexicanas de carne de res congelada superaron a las de Francia, Bélgica, España, Irlanda y Polonia, aunque todavía quedaron por debajo de las de Holanda (228 millones de dólares), Alemania (251 millones) e Italia (252 millones).

El mercado ruso viene con mucho potencial y es una de las oportunidades más grandes para la carne mexicana, puesto que los rusos han encontrado que este alimente reúne tanto calidad como sanidad , aseveró Juan Barrio, presidente de Carnes La Laguna, firma que exporta a Asia.

[email protected]