El Consejo de Estado de Colombia decidió no acoger la petición de aclaración que la multinacional Claro hizo del fallo que le ordenó devolver la suma 74.5 millones de dólares más intereses a la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá, ETB.

La multinacional Claro, propiedad de Carlos Slim, presentó la petición de aclaración el pasado 23 de agosto ante la Sección Tercera del Consejo de Estado, con fundamento en el Código de Procedimiento Civil y formuló algunas solicitudes de aclaración y enmienda conforme a normas andinas del anotado procedimiento .

La Sección Tercera había emitido providencia el pasado 9 de agosto donde acogió el fallo del Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina que ordenó la anulación de los fallos que afectaban a ETB, basado en los principios de los acuerdos internacionales suscritos por Colombia, como el de la Comunidad Andina de Naciones (CAN).

Negar todas y cada una de las solicitudes de aclaración y complementación formuladas por Claro respecto de la providencia (…) Declarar improcedente el recurso de reconsideración interpuesto por firma y negar el trámite de la solicitud de interpretación prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la CAN , indicaron partes del fallo definitivo emitido por el Consejo de Estado, con fecha del 6 de septiembre.

EL PLEITO

La disputa se remonta al 2006 y se debe a un tema de interconexión de redes entre las dos firmas. Con base en cálculos técnicos, la empresa del mexicano Slim afirmó que ETB le adeudaba recursos millonarios, que en ese momento ascendían a cerca de los 75 millones de dólares y que a precios de hoy superan los 100 millones.

ETB accedió a liquidar los recursos a Claro pero inició acciones jurídicas con el fin de lograr la devolución del monto. Un Tribunal falló inicialmente a favor de la antes Comcel a través de tres laudos arbitrales.

Con el fallo en contra, la colombiana recurrió al Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina en Ecuador, que se encarga de resolver temas relacionados con conflictos en el sector de las telecomunicaciones, aseguró la revista Semana.

El Tribunal anuló los laudos arbitrales, le concedió la razón a la ETB y fijó un plazo de 90 días al Consejo de Estado para que notificara a Claro sobre esta decisión. El plazo estaba vencido el 23 de diciembre del año pasado

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica