La Unión Europea dio un importante paso hacia la firma de un acuerdo con Chile sobre el comercio internacional de productos alimenticios orgánicos.

Los estados miembros de la UE acordaron el lunes reconocer la equivalencia de las reglas mutuas de productos orgánicos, lo que facilita comerciar esos productos en los respectivos mercados.

La producción de alimentos orgánicos de la UE está aumentando y el acuerdo le permitirá apuntar mejor al mercado chileno. Al mismo tiempo, productos como los vinos orgánicos chilenos serán reconocidos más fácilmente en Europa.

El acuerdo necesita aún la aprobación del Parlamento Europeo, pero no se esperan problemas.