La compañía mexicana Grupo Cementos de Chihuahua dijo el viernes que registró una pérdida neta de 133 millones de pesos (11 millones de dólares) en el primer trimestre del año, en medio de una lenta recuperación de la economía y un clima lluvioso.

La compañía, que opera en México, Estados Unidos y Bolivia, detalló que sus ventas sumaron 1,608 millones de pesos entre enero y marzo, una baja de 15% frente al mismo período del 2009, por retrasos en proyectos y la apreciación del peso mexicano frente al dólar y el peso boliviano.

"En México se generó un retraso en los proyectos de los sectores de infraestructura públiva y comercial", dijo la empresa en su reporte de resultados.

Las acciones de la cementera bajaban el viernes 0.11% en la bolsa local a las 13.33 hora local (1833 GMT), a 45.35 pesos.