La cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) afirmó que el incremento de abasto de gasolina por autotanque será paulatino (a pesar de que visiblemente hay más pipas doble remolque circulando la carretera Veracruz-Puebla) y que el operativo iniciado el sábado pasado en coordinación con Pemex y las autoridades policiacas representa un apoyo a la situación actual, pero no dará una respuesta total.

La estrategia, explicó, es complementada de acuerdo con el funcionamiento de los ductos, de manera continua o intermitente. Por ejemplo, este domingo estuvieron en funcionamiento los de Tuxpan-Azcapotzalco, Tula-Querétaro y Tula-Salamanca.

En un comunicado, los transportistas precisaron que están contribuyendo en la medida que se implementan medidas de seguridad carretera y eficiencia en trámites de carga y descarga (los tiempos aún van de las 8 de la mañana a las 6 de la tarde, cuando la idea es que sea en cuatro) y trabajan “con lo que han tenido a su alcance para llevar acabo el suministro de combustibles a las entidades más afectadas”.

A petición de El Economista, representantes del organismo informaron que, hasta la tarde de ayer 150 empresas que ofrecen dicho servicio a Pemex (y aportan 3,500 pipas con capacidad de transportar 60,000 litros de combustible), no habían podido circular las 24 horas ni llegado a surtir directamente el combustible hasta las gasolinerías, como plantea el acuerdo logrado el viernes pasado, porque aún no entregan el catálogo de rutas y estaciones a las que pueden acceder.

“Estamos siendo conscientes de la situación en este momento porque hay muchos retos que atender, entre ellos el de la inseguridad. Incrementar de 35 a 50% la distribución de gasolina en camiones es una meta alcanzable. Podríamos decir el doble (70%) pero queremos ser realistas”, comentó el presidente del Comité de Hidrocarburos en entrevista televisiva, Uriel Joffre.

Un acuerdo histórico

Como lo propuso el presidente de Canacar, Enrique González, Pemex aceptó la propuesta del sector privado de incrementar la seguridad en carreteras y agilizar trámites para que los afiliados a la cámara tuvieran una mayor participación en la distribución de gasolina.

El viernes, el empresario logró un histórico acuerdo con el gobierno mexicano, representado por la titular de la Secretaría de Economía, Graciela Márquez, y el consejero jurídico de la Presidencia de la República, Julio Scherer Ibarra, quienes estuvieron acompañados del director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, y autoridades de diferentes estados.

Ahí se acordó que en las siguientes 48 horas se implementará el plan estratégico para reforzar la distribución del combustible por carretera a través de autotanques que comenzarán a circular las 24 horas los siete días de la semana, con resguardo policiaco, por lo que el gobierno ofreció 8,300 policías y 1,400 vehículos para garantizar la seguridad.

También se integrará un comité de trabajo que sesionará permanentemente, integrado por representes de las diferentes divisiones de Pemex, Policía Federal, representantes de la industria ferroviaria y Canacar para dar seguimiento a los trabajos y los programas de distribución.

La cobertura de Canacar

De acuerdo con el convenio establecido, los transportistas han iniciado las labores de apoyo en las siguientes Terminales de Almacenamiento y Reparto (TAR) para abastecer los estados afectados.

  • Guanajuato: se surte de las terminales de Manzanillo, Mazatlán, San José Iturbide, Tula y Lázaro Cárdenas.
  • Jalisco: se surte Manzanillo, Mazatlán y Topolobampo.
  • Querétaro: se atiende desde Tula, San José Iturbide, San Luis Potosí, Manzanillo, Veracruz y Cadereyta.
  • Michoacán: se atiende desde Lázaro Cárdenas.
  • Aguascalientes, se suministra gasolina desde Cadereyta, Ciudad Madero y Manzanillo.

[email protected]