El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Gustavo Arballo, afirmó que ya hay indicios de actos de "coyotaje" en los primeros trabajos de reconstrucción en estados afectados como Oaxaca, lo cual facilita la llegada de empresas de otras entidades y desplazando a las locales, situación que impacta en su economía.

"Ya hay constructoras que dicen ser contratadas por alguna dependencia. No se vale que ahora que puede haber oportunidad de trabajo se haga a un lado a quienes participaron desinteresadamente en la emergencia luego de los sismos", comentó.

Adicionalmente, dijo que no se tiene claridad sobre su historial profesional por lo que no hay garantía de sus tareas.

Sin ofrecer mayores detalles sobre dicha situación, Arballo dejó en claro que no permitirán que esa situación se amplíe a otras entidades afectadas como Morelos, Chiapas o Puebla.

"Hay una instrucción federal de no permitir que nadie se aproveche de la situación. No se vale que haya coyotes o malos funcionarios. Ya estamos haciendo un análisis de la situación para emprender los señalamientos necesarios", agregó.

El presidente de CMIC inauguró esta mañana el último foro regional que realiza este año con la finalidad de crear un documento sobre el desarrollo de infraestructura con una visión hacia el año 2030.

Desde su perspectiva, el trabajo conjunto del sector privado con el gobierno ha permitido hacer frente a las necesidades que provocaron los sismos.

"En los trabajos de construcción el papel de los empresarios es vigilar que los recursos lleguen a donde deban llegar. Desde el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) habrá un seguimiento puntual en beneficio de todos", agregó el representante de los constructores.

erp