La Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) aprobó la respuesta que enviará a la Comisión Federal para la Reforma Regulatoria (Cofemer) como parte del dictamen total que ésta emitió del Convenio Marco de Interconexión (CMI). A partir de que la Cofemer reciba dicha respuesta tiene hasta cinco días para emitir el dictamen final y entonces la Cofetel podrá publicar el CMI en el Diario Oficial de la Federación para su entrada en vigor.

La expectativa de la Cofetel es que el proceso de mejora regulatoria en la Cofemer concluya los primeros días de febrero.

Como parte de la respuesta que enviará la Cofetel a la Cofemer está un análisis económico sobre la alternativa de haber incorporado al CMI la desagregación de elementos de red y justificó las razones metodológicas para no incluirlo en el anteproyecto.

El CMI es un elemento fundamental no sólo para hacer de la interconexión un servicio eficiente en México, sino también para Telmex en su pretensión de lograr la modificación de su título de concesión que le dará entrada al mercado de televisión, debido a que el cumplimiento del Convenio está establecido en el Acuerdo de Convergencia como un requisito que debe cumplir la empresa telefónica.

Telmex, durante el proceso de consulta pública, rechazó el anteproyecto de la Cofetel tras asegurar que éste le supone inversiones de hasta 1,200 millones de pesos para proporcionar interconexión por IP, crear un sistema electrónico de control de solicitudes, inversiones en equipo de transmisión y conmutación para proporcionar interconexión en los 10 sitios definidos por la Cofetel.

Incluso la telefónica solicitó a la Cofemer la intervención de un experto para que definiera el costo-beneficio de la regulación propuesta por la Cofetel; sin embargo, la petición fue desestimada.

POR LA INTEROPERABILIDAD

De acuerdo con la Cofetel, la interconexión es el instrumento que garantiza la interoperabilidad de las redes y de los servicios para que los usuarios de una red puedan conectarse y comunicarse con los usuarios de otra red o utilizar servicios proporcionados por ésta.

Es fundamental que entre los concesionarios de redes públicas de telecomunicaciones existan términos, condiciones y tarifas que aseguren que este proceso sea eficiente en beneficio de los usuarios.

Esto permitirá eliminar las barreras que impiden a los concesionarios acceder de forma equitativa a los insumos que requieren para prestar los servicios de telecomunicaciones a los usuarios finales.

El anteproyecto, destacó la Cofetel, dotará de transparencia al proceso de negociación entre concesionarios, para así garantizar el acceso en términos equitativos y no discriminatorios a los aspectos esenciales para la eficiente interconexión .

cjescalona@eleconomista.com.mx