La Comisión Federal de Competencia (CFC) negó la concentración Televisa-Iusacell por considerar que ésta puede dañar la competencia en televisión abierta y restringida; sin embargo, admitió que la inyección de capital en Iusacell puede ser pro competitiva en telefonía móvil.

La concentración, en los términos planteados por las empresas, no se reduce a una coinversión en Iusacell, sino que induce casi forzosamente la coordinación entre ambos grupos económicos en todos los mercados en los que coinciden , afirmó la CFC.

No obstante, la Comisión dejó abierta la posibilidad de autorizar la operación en el recurso de reconsideración. Pueden las empresas presentar compromisos que resuelvan los problemas de competencia en el recurso de reconsideración; si los compromisos efectivamente resuelven los problemas de competencia, la CFC podría autorizar la concentración sujeta a su cumplimiento .

La CFC, que preside Eduardo Pérez Motta, a través de un comunicado explicó que una asociación de esta magnitud , con poder de veto de cualquiera de las partes sobre las decisiones corporativas de la empresa conjunta y con mecanismos formales para la comunicación entre Grupo Salinas y Grupo Televisa, crea nuevos y poderosos incentivos económicos para que las partes no sólo cooperen en la empresa conjunta, sino también se coludan en otros mercados.

Una menor competencia en televisión abierta encarece la publicidad, lo que incrementa el costo de los bienes de consumo que usan esta publicidad y, por lo tanto, reduce el bienestar de los consumidores , indicó la CFC.

El regulador justificó su resolución con base en la teoría económica como en la práctica internacional en materia de análisis de concentraciones.

En estas circunstancias, dijo, el pleno de la CFC resolvió negar su autorización a la concentración planteada, por considerar que en los términos indicados por las partes disminuye, daña o impide la competencia y la libre concurrencia en los mercados.

De acuerdo con la CFC, la concentración tendría impacto en el mercado de televisión abierta al generar riesgos graves para la competencia al crearse incentivos para la coordinación entre las dos empresas que representan, en conjunto, 95% de las concesiones totales de televisión abierta y 100% de las cadenas nacionales.

CONTENIDOS, OTRO RIESGO: CFC

En televisión restringida, la probable coordinación entre Televisa y TV Azteca provocaría riesgos de que sus contenidos de televisión abierta se utilicen como palanca para desplazar indebidamente del mercado a empresas de televisión de paga.

cjescalona@eleconomista.com.mx