Por sexto año consecutivo, Sony lleva a cabo su campaña “El paso a la mejor calidad”, la cual consiste en donar televisores y pantallas antiguas, sin importar marca, modelo o funcionamiento, con el objetivo de reducir el impacto ambiental que origina la tecnobasura, al mismo tiempo que fomenta una cultura sobre desechar estos materiales de manera responsable.

“La iniciativa arrancó el pasado 1 de agosto y estará activa hasta el 30 de septiembre en todas las tiendas Liverpool y Sony Store del país. Este año además de la intención que tenemos cada año de reducir el impacto de la tecnobasura, queremos mejorar la cifra de la recolecta anterior, cabe destacar que en 2020 juntamos 62 toneladas, este año vamos por más”, comentó en entrevista Rodrigo Gómez, gerente Senior de Sony.

Dentro de la estrategia de RSE de la empresa de electrónicos es fundamental el cuidado del medio ambiente, pero también buscan ayudar a la sociedad que está a su alrededor, por ello este año Sony trabaja también con la organización Save The Children, que busca el bienestar de niños en diferentes directrices, donando pantallas en buen estado que son usadas principalmente para uso en aprendizaje en bibliotecas o ludotecas comunitarias.

Desde Sony hacen un llamado a la sociedad mexicana a sacar las pantallas o televisiones que no se usan para beneficiar al medio ambiente pues ellos separarán los materiales que son reciclables y los que no lo son, tendrán un fin de uso adecuado. “Al llevar su televisión, nosotros les damos un descuento adicional a las promociones en tiendas para que adquieran otro aparato”, agregó Rodrigo Gómez.

viridiana.diaz@eleconomista.mx