Bosch construirá una planta de manufactura 4.0 en México para elaborar sensores y componentes electrónicos del sector automotriz que abastecerá a Norteamérica y en un futuro a América Latina (AL), para lo cual —este martes, desde Alemania— anunciará la inversión por 120 millones de dólares, con la generación de 1,200 empleos.

La nueva fábrica inteligente que estará instalada en Celaya, Guanajuato, se constituirá como la doceava de la compañía alemana en México, como muestra de la confianza en nuestro país para seguir expandiendo su producción y generar empleos.

El proveedor líder mundial de tecnología y servicios informó que la planta tendrá su apertura a mediados del 2019, cuya extensión tendrá 22,000 metros cuadrados y posee un terreno de 72,000 metros cuadros para aumentar la capacidad de producción.

La alemana invierte en México 150 millones de dólares anuales como parte de ampliación, modernizaciones y desarrollo tecnológico, de modo que la inversión de la planta será adicional para el 2018 y 2019.

Desde Guanajuato, donde se han asentado automotrices como Mazda, Toyota, y sus proveedores, Bosch fabricará unidades de control eléctrico (ECU) para el mercado estadounidense, cuyo componente es clave para la movilidad conectada.

Junto a la planta de Ciudad Juárez, la de Celaya albergará la segunda planta de la división de Electrónica Automotriz en México.

“Con la nueva ubicación estamos respondiendo a la creciente demanda de componentes electrónicos en el mercado estadounidense”, dijo René Schlegel, presidente de Grupo Bosch en México.

Con el fin de aumentar la eficiencia y la competitividad como un lugar de fabricación líder a nivel mundial, México se está enfocando cada vez más en el uso de la industria 4.0, donde Bosch está jugando un papel en eso.

Las nuevas instalaciones en Celaya contarán con líneas de producción inteligentes y de última generación, que empleará un sistema de ejecución de fabricación, que automáticamente recopila datos y comparte información de producción en tiempo real.

Como proveedor líder de soluciones de industria 4.0, el Grupo Bosch ve oportunidades de negocios locales en México.

De acuerdo con proyecciones de la líder de autopartes en el mundo, se prevé que para el 2019 la fabricación en la mayoría de las fábricas de Bosch en México estará equipada con el sistema de control inteligente.

México es un país de suma importancia para Bosch, al igual que Estados Unidos, en donde tiene cerca de 25 plantas, además de Brasil.

lgonzalez@eleconomista.com.mx