Los bloqueos carreteros y la toma de casetas monitoreados por HR Ratings entre 2016 y el primer trimestre de 2019 representaron un impacto limitado en la calificación crediticia de la deuda calificada de los operadores de autopistas, de acuerdo con un comunicado difundido esta mañana por la calificadora de riesgo.

"El nivel de estrés aplicado y a los ingresos por peaje (en un escenario base) ha compensado adecuadamente la existencia de estas externalidades (...), aunado a las mejoras crediticias que ofrece cada una de estas operaciones como son: 1. Fondos de Reserva para el Servicio de la Deuda en la mayoría de los casos de doce meses, 2. Garantías de Pago Oportuno sobre un porcentaje del saldo insoluto de la deuda, 3. Fondos de Mantenimiento Mayor y, en algunos casos, 4. pago de capital objetivo y capitalización de intereses", informó HR Ratings.

HR Ratings es una agencia de calificación de crédito mexicana fundada en 2007, que analiza a entidades gubernamentales, empresas, instituciones financieras, compañías de seguros y proyectos de infraestructura en México. 

HR Ratings califica 31 Certificados Bursátiles (Ceburs) y un crédito bancario estructurado, los cuales están respaldados por los ingresos generados de 37 tramos carreteros en 18 estados del país. La mayoría de los tramos de autopistas monitoreados por HR Ratings son operados por compañías privadas, a excepción de la Red Estatal de Autopistas del Estado de Nuevo León, la del Estado de Chihuahua y la Autopista México-Puebla operada por Capufe.

Dentro de la muestra analizada, HR Ratings ha encontrado evidencia de toma de casetas y bloqueos en sólo en cinco casos. La evidencia corresponde al periodo entre 2016 y primer trimestre de 2019. Estos casos son: 

  • Autopistas Tijuana-Tecate y Tepic-Villa Unión
  • Autopista Tenango-Ixtapan de la Sal
  • Autopistas Tuxtla Gutiérrez-San Cristóbal de las Casas y Arriaga-Ocozocoautla
  • Autopista México-Puebla
  • Red de Autopistas de Chihuahua

En su comunicado, HR Ratings informó que "seguirá monitoreando continuamente la ocurrencia y frecuencia de estos eventos y los incorporará en sus modelos financieros". La toma o bloqueos de casetas de cobro, añadió, ocurre de manera aislada en ciertas autopistas y no de manera generalizada, por lo cual no representa hoy en día un riesgo para sector carretero.