Boca del Río, Ver. México es reconocido como un destino solamente de sol y playa, por ello urge cambiar su imagen en el mundo si se quiere ser más competitivo en materia de turismo de aventura, aseguró Shannon Stowell, presidente de la Adventure Travel Trade Asociation (ATTA).

Dijo que el tema de la inseguridad ha afectado gravemente el desarrollo de este segmento tanto que al menos 30% de las empresas que promovían viajes de este tipo en el país dejó de hacerlo, según una encuesta levantada entre los asistentes a la Cumbre Internacional de Turismo de Aventura, en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, en octubre del año pasado.

Sin embargo, 79% de estos mismos viajeros –agregó- reconoció haber cambiado su percepción sobre el país tras su visita al estado sureño.

Por otro lado, enfatizó, existe el reto de dar a conocer que México tiene más que ofrecer que sólo playas y ocupar este producto estrella para combinarlo con otras actividades que generen experiencias distintivas.

Nos dimos cuenta de que este tipo de turistas gasta más que el común, que llega a promedios de hasta los 3,100 dólares. Eso no quiere decir que debamos incrementar las tarifas, sino brindarle opciones en qué gastar .

CAMBIAR PERCEPCIÓN, EL RETO

Los retos advirtió, serán cambiar la percepción de inseguridad, para lo cual habrá que recurrir a la promoción que se hace de boca en boca; generar confianza en que los proveedores de este tipo de servicios cuentan con la preparación y el equipo adecuados; buscar nuevos mecanismos de venta y dar a conocer la diversidad de productos turísticos que hay en el país.

Recomendó pensar más en el turismo internacional y no sólo el doméstico como consumidor de este segmento, así como tener paciencia y constancia, pues el proceso de desarrollo de este producto podría llevar alrededor de 10 años.

[email protected]