San Diego, Cal. El transporte de carga federal no está en malas condiciones y por lo tanto cumple con la normatividad vigente, pero se busca que también haya un cumplimiento de las normas ambientales locales, afirmó el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza.

Lo anterior, luego de que miles de camiones provenientes de varias entidades del país quedaran varados en las vías de entrada a la capital, principalmente en la carretera México-Querétaro, debido al hoy no circula implementado por la contingencia ambiental.

Añadió que este transporte es estratégico para el consumo de la zona centro del país, no sólo de la Ciudad de México, sino de la megalópolis , ya que son aproximadamente entre 500,000 y 1 millón de unidades de carga y pasajeros que circulan diariamente por la zona. Queremos solidarizarnos con una responsabilidad ambiental en lo que se refiere al transporte federal , expresó. Asimismo, el funcionario federal añadió que la SCT no está ajena a un tema que nos concierne a todos y que es un tema estratégico de salud .

Entrevistado durante la inauguración del Cross Border Xpress que conecta el aeropuerto de Tijuana con San Diego, Ruiz Esparza indicó que, en el tema de conectividad y tráfico en la frontera norte, están trabajando actualmente en ocho puentes fronterizos, ampliándolos y modernizándolos, de un total de 60 con que cuenta el país.

Y es que, acotó, la mejora en el tráfico comercial beneficia a ambos países, ya que sólo durante el 2014, este intercambio comercial entre México y EU alcanzó 534,000 millones de dólares. Es decir, más de 1 millón de dólares por minuto.

Transportistas piden ser integrados

Al Valle de México le urge un programa de deschatarrización del transporte público, porque al menos 60% de éste es obsoleto y contaminante, sostuvo Nicolás Vázquez Figueroa, representante de la Unión de Transportistas Nacionales Nuevo Milenio (UTNNM), quien pidió ser incluidos en la negociación de las nuevas normas ambientales para obtener nuevas unidades.

Ante este panorama, los transportistas convocaron a las autoridades a otorgar créditos blandos para la sustitución de unidades, así como eliminar la sobrerregulación del hoy no circula.

Al firmar un acuerdo de colaboración con la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope) de la entidad, el representante de la UTNNM dijo que existe la necesidad de destinar 4,000 millones de pesos para programas de modernización de estas unidades, puesto que una unidad nueva tiene un costo de entre 900 a 1 millón 600,000 pesos. (Con información de Lilia González).

empresas@eleconomista.com.mx