La modificación del salario mínimo que se aplicó en diciembre, de manera atípica, llevó a la baja los rangos salariales reportados en el 2017, al disminuir en 800,000 el número de trabajadores que perciben más de dos y hasta seis salarios mínimos, afirmó José Arturo Lozano Enríquez, director de Incorporación y Recaudación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“Es un tema de ajuste; pero, a mediados de febrero se va a corregir, porque ese trabajador que tenía un registro de 165 pesos estaba en el rango de dos a seis, pero en diciembre bajó su ingreso a 1.8 salarios mínimos, por el aumento a 88.63 pesos el salario diario; eso hace que se corran los puestos a los menores salarios”, afirmó en entrevista.

De acuerdo con los datos del IMSS, el número de trabajadores que perciban más de cinco salarios mínimos cayó en 533,992 en el 2017; en el caso de quienes reportaban un ingreso de más de tres y hasta cinco salarios disminuyó en 177,554, y las personas que recibían más de dos y hasta tres salarios se redujo el número de personas en 86,784.

Lo anterior, explicó Lozano Enríquez, “es un efecto que se modificará, pues los patrones y trabajadores van a hacer su ajuste salarial con fecha de enero. Así como vemos los números actuales, el rango de uno a dos salarios mínimos venía a la baja y en diciembre del 2017 creció con este cambio de denominador que hizo la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, y se dio de manera atípica, porque normalmente ese aumento se aplica enero y no en diciembre, como ocurrió esta vez”.

EMPLEOS SON DE CALIDAD

Respecto a las críticas que se han registrado sobre la calidad de los 3.1 millones de empleos que se han generado en la presente administración, el funcionario explicó que la calidad del empleo se refleja en que 86% de ellos son permanentes y sólo 14% eventuales, comportamiento que ha sido similar en los últimos seis años.

Sobre los salarios que perciben los trabajadores asegurados, el director de recaudación explicó: “Lo importante en el tema del salario es recordar que es el salario base de cotización, pero no necesariamente es el salario real de los trabajadores. La propia legislación permite que algunos conceptos no se integren al salario. Por ejemplo, un trabajador percibe 100 pesos diarios; sin embargo, recibe un bono de puntualidad, pero (mientras que) dentro del marco legal no rebase 10% no se integra a su salario base de cotización, eso hace que aparezca en un rango menor”.

Aseguró que el IMSS continuará supervisando la manera en la que se reportan los salarios, pues “si bien puede estar integrado de diferente manera, no se puede eludir el pago correcto del salario, hay patrones que dividen el salario y una parte la pagan de manera directa y el resto como una prestación”.

[email protected]