Monterrey, NL. El estado de Nuevo León se prepara para incrementar de 17 a 21 megawatts la capacidad de su planta de generación de energía eléctrica a través del procesamiento de 25 millones de toneladas de basura, con una inversión superior a 5 millones de dólares, dio a conocer Ovidio Elizondo.

El Director General del Sistema Integral para el Manejo Ecológico y Procesamiento de Desechos (Simeprode) aseguró que con el almacenamiento de 25 millones de toneladas de desechos que han acumulado en el relleno sanitario ubicado en el municipio de Salinas Victoria, Nuevo León, ya están en condiciones para incrementar la capacidad de generación de la planta de energía Benlesa.

Actualmente, la planta genera energía a través del confinamiento de basura en Nuevo León. Es la es la cuarta más grande del mundo con una capacidad de 17 megawatts; la primera se encuentra en Corea con 25 megawatts, la segunda en Brasil con 22 y la tercera en Barcelona con alrededor de 20.

Para producir 1 megawatt se requieren por lo menos 1 millón 500,000 toneladas de desechos. En nuestro relleno recibimos 5,000 toneladas diarias de basura y tenemos ya confinadas 25 millones de toneladas , aseguró.

Simeprode es un organismo público descentralizado del gobierno estatal creado en 1987 para el manejo de los desechos de la zona metropolitana de Monterrey y a la mayoría de los 51 municipios que integran el estado.

El funcionario estatal comentó que con la capacidad actual de generación de energía se evita la emisión de alrededor de 2 millones de toneladas de bióxido de carbono al año y una vez que se consolide el proyecto de expansión a 21 megawatts, la planta que genera energía a través del procesamiento de la basura en Nuevo León se ubicara entre las tres más grandes a nivel mundial.

Actualmente, expresó que reciben en el relleno sanitario de Salinas un promedio de 4,500 a 5,000 toneladas diarias de desechos.

PROCESO

Sobre el proceso de generación de energía a través del confinamiento de basura, explicó que el primer paso es la clasificación de los desechos, el segundo el confinamiento de los mismos, para iniciar el proceso de generación de biogás para producir bioenergía.

Es un proceso sencillo; la base de todo es tener un relleno bien hecho, es el punto de partida, después instalar celda recubrirla con geomembrana, ir confinando los desechos, irlos compactando e ir haciendo una especie de cápsula, al tener la cápsula, los desechos comienzan a generar biogás , enfatizó.

Mencionó que la energía generada por Benslesa es suministrada para que funcione en su totalidad el sistema de transporte Metrorey, pero también proveen al Palacio de Gobierno del Estado de Nuevo León, al Paseo Santa Lucía, al Parque Fundidora, Agua y Drenaje, y a algunos municipios del área metropolitana de Monterrey.

Los consumidores de la energía eléctrica generada a partir de la basura obtienen ahorros calculados en 8 millones de pesos, en comparación a las tarifas aplicadas por la Comisión Federal de Electricidad.

[email protected]