Recuerdo haber aprendido en la escuela primaria que la primera empresa estadounidense que obtuvo el valor de 1,000 millones de dólares fue US Steel Corp. Se formó en 1901, cuando el banquero JPMorgan fusionó a la siderúrgica de Andrew Carnegie con la Federal Steel de Elbert H. Gary y la National Steel de William Henry Moore.

Ahora, Apple se convirtió en la primera empresa que cotiza en la Bolsa en romper el techo del billón de dólares. Ocurrió 117 años después, a las 11:48:04 del jueves 2 de agosto.

¿Qué empresa alcanzará el valor del trillón de dólares?

Si Apple se vendiera por 1 billón de dólares en efectivo, el dinero sería suficiente para comprar todos los bienes y servicios producidos en Indonesia, cuya población en el 2017 era de 261 millones.

Apple es la más grande de las economías de alrededor de 174 países, incluidos Turquía, los Países Bajos, Arabia Saudita y Suiza.

Apple se encuentra en el apogeo de una revolución de las comunicaciones. Al igual que sus hermanos en tecnología, Amazon.com, Google, Netflix, Facebook, juega un papel dominante en la vida cotidiana de las personas. Su participación en el mercado mundial de teléfonos inteligentes es de 12.1 por ciento. Sus rivales como Samsung tienen una participación de 20.9%, y Huawei de 15.8 por ciento.

“Este récord de mercado de 1 billón de dólares es un hito en las alzas del mercado de valores”, dijo Charlie Toole, gerente de Adviser Investments. “Apple puede seguir creciendo y continuar innovando y vendiendo su iPhone”.

“Necesita comparar el tamaño de Apple en relación con sus pares y la economía global”, dijo Howard Silverblatt, analista senior de índice de S&P Dow Jones Indices. “En ese caso, Apple es mucho más pequeño que los pares de la década de 1980, como IBM, Exxon y Microsoft en la década de 1990.

El iPhone catapultó a Apple al primer lugar como la empresa más grande por su valor de mercado dentro de las 500 acciones de Standard & Poor’s.

El récord de 1 billón de dólares es llamativo, pero Apple podría valer aún más.

“El mercado está luchando para determinar el valor de la empresa, y sabe que no puede pagar poco, dado que se trata de una empresa de productos de consumo”, dijo la semana pasada Jim Cramer de CNBC.

“¿Debería (Apple) obtener un múltiplo de 25 como Clorox? Creo que la gente pensaría que es descabellado porque el número es muy alto”, dijo Cramer. “Así que tal vez deberíamos poner un múltiplo de 20” en Apple, dijo.

Una ganancia proyectada por un múltiplo de 20 significaría un precio por acción de Apple de 242 dólares, lo que elevaría su valor a más de 1.1 billón de dólares.

Chris Brightman, director de inversiones de Research Affiliates, un fondo de inversión con más de 200,000 millones de dólares en su cartera, dijo que en la rentabilidad de Apple se encuentra la clave de su valor.

Expectativas presentes vs. futuras

“El enorme precio de mercado de Apple se ve respaldado por sus enormes ganancias”, dijo Brightman. “Algunas compañías tienen su precio de mercado anclado a las esperanzas y sueños de ganancias futuras. Amazon es el niño del cártel en ese sentido. Hay otras compañías que no ganan dinero en absoluto. Como Tesla.

“Apple no está para nada en esa categoría. Lo notable de Apple no es tanto el precio de sus acciones sino la cantidad de dinero que genera. La empresa se comercializa sólo 15 veces sobre las ganancias estimadas del próximo año”, refirió Brightman. “Como referencia, Google lo hace a 25 veces las ganancias y Amazon a 70 veces”.

Otros gigantes de la tecnología están muy cerca de llegar al valor de 1 billón de dólares. Amazon (fundado por Jeffrey P. Bezos, propietario del Washington Post), quien por cierto, muchos pensaron que llegaría primero a romper el techo, vale alrededor de 884,000 millones de dólares. La semana pasada Alphabet, el padre de Google, valió 854,000 millones de dólares, y el abuelo de tecnología, Microsoft, vale 824,000 millones de dólares.

Muchos de nosotros nos hemos enriquecido con Apple; muchos ni siquiera lo sabemos porque la acción está enterrada en un fondo de pensiones o fondo mutuo.

Si invirtió 10,000 dólares en Apple cuando el valor de las acciones se encontraba en 22 dólares, es decir, en 1980, ahora tiene alrededor de 6.3 millones de dólares, incluyendo dividendos reinvertidos.

Y si usted compró 1,000 dólares en acciones de Apple hace una década, hoy tiene más de 9,000 dólares, una “bolsa nueve”, en el lenguaje de Wall Street.

Pero también existe la posibilidad de una fuerte caída.

“Si Apple cae, va a doler”, dijo Silverblatt. “Apple es un producto financiero volátil, tal como lo era IBM a mediados de los años 80. Cualquier cosa de ese tamaño que se mueva rápidamente tendrá un impacto en los mercados. Si el valor de Apple bajara 10%, vas a ver llorar a muchos. El titular de la noticia sería “100,000 millones de dólares en valor de mercado vaporizado”.

Apple y Amazon, los amigos cotidianos

A diferencia de los gigantes corporativos unidimensionales del pasado, las manzanas (Apple) y las amazonas (Amazon) del mundo forman parte de la vida estadounidense, ganando fortunas con las diversas formas en que las personas se vinculan con sus productos todos los días, desde llamadas telefónicas hasta compras de libros; desde escuchar música hasta pedir comida o leer un periódico.

“Estas compañías crean un ecosistema de productos que se convierten en tejido de vida” para muchísimas personas, comenta Michael Olson de Piper Jaffray.

Las otras compañías (del pasado) eran grandes empresas que eran muy importantes en ciertas industrias pero que no trascendían en los diferentes componentes de la vida de un consumidor”.

“La velocidad del crecimiento del iPhone desde su introducción en el 2007 hasta hoy, donde ya se le considera una necesidad básica para la vida cotidiana, es increíble”, dijo Silverblatt. “Habla del ritmo acelerado de la tecnología”.

Las empresas van y vienen. La historia está llena de nombres de gigantes corporativos que sucumbieron ante la competencia. ¿Alguien recuerda a Montgomery Ward? ¿Qué hay de Westinghouse? ¿Incluso Eastman Kodak o Sears, Roebuck & Co?

Los riesgos para Apple

“Hay muchas oportunidades, pero también hay riesgos”, dijo el analista de Edward Jones. “Tiene un precio muy alto, necesitan vender teléfonos nuevos cada determinado número de años. Históricamente, el periodo de recompra es de 18 a 24 meses. Si eso se alarga a 36 meses, ese sería otro riesgo. Y a medida que los teléfonos se vuelven de mejor calidad y el precio es más alto, creemos que las personas cambiarán cada 36 meses en lugar de 18 a 24 meses”.

Al final del día, 1 billón de dólares es sólo un número.

“No hay una diferencia significativa entre ser una empresa de 980,000 millones de dólares, 990,000 millones y 1 billón” dice David Yoffie, profesor de la Harvard Business School.

“Cuando las empresas llegan a este tamaño, la longevidad de sus operaciones tiende a ser bastante”, sentencia el profesor. Al parecer en ese estado se encuentra Apple.