La naturaleza de Altán Redes como operador de telecomunicaciones a nivel mayorista no le permite participar como miembro pleno de la GSMA, una asociación de la industria de telecomunicaciones que representa los intereses y es la voz de los operadores minoristas o que se dirigen al consumidor final, pero ello no le imposibilita ser miembro asociado de este organismo y alcanzar convenios de negocio uno a uno con otros afiliados para que pueda avanzar por el mercado, comentó Lucas Gallitto, director de política pública de la GSMA Latinoamérica.

Altán Redes, operador de la Red Compartida de servicios mayoristas móviles que en México explota el espectro de los 700 MHz a través de un plan público-privado, se ha interesado en ser parte de la GSMA, que de momento no lo ha adherido como miembro porque los criterios de adhesión sólo abren espacios a operadores minoristas.

Una adhesión de miembro pleno permitiría que Altán Redes consiga acuerdos más beneficios en materia de roaming internacional, lo que volvería más competitivos y atractivos sus productos, sostienen en el gobierno mexicano y por ello el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, invitó este martes a la GSMA a considerar la entrega de una membresía para Altán:

“En el contexto de la evolución tecnológica y los nuevos modelos de negocio de redes móviles en México, hemos pensando en una red mayorista sobre la banda de 700 MHz para dar uso a distintas redes que lo soliciten y, en ese mismo contexto, sería deseable que la GSMA analice su regulación para permitir que redes móviles mayoristas puedan tener acceso a los mismos derechos que las redes minoristas, a los mismos recursos que las redes minoristas”.

En la GSMA, consideran que los directamente beneficiados, por ejemplo de los convenios en roaming, son los operadores móviles virtuales que viajan sobre la Red Compartida y aquellos otros operadores de que compran capacidad a esa red mayorista. Y que también son ellos que deberían negociar directamente esos convenios con las telefónicas afiliadas a la GSMA.

“A Altán se la ha ofrecido ser miembro asociado; no miembro pleno, porque para ser miembro pleno hay que cubrir ciertas condiciones, y una de ellas es de servicios al usuario final, que aquí no es el caso; Altán vende servicios al privado y por esa razón no puede ser miembro pleno. Sin embargo, estamos trabajando y tenemos una plática constante y también hablamos con la gente de la Secretaría de Comunicaciones y eso no quita que en el futuro este tema pueda volver a verse”, dijo Lucas Gallitto.

“Altán no tiene impedimento para hacer negocios con un operador afiliado. Puede hacer negocios con ellos sin ser miembro de GSMA y pueden ser convenios en roaming o interconexión. GSMA no se mete en tarifas, eso es un acuerdo entre partes siendo o no siendo miembro de la GSMA; no veo un impedimento”.

En México la industria y el gobierno que respalda la petición de Altán cuestiona la membresía de KT Rwanda Networks, un operador con características de red mayorista en Ruanda, pero Gallitto expone que KT fue primero un operador minorista en Corea, por lo que no tiene negado su acceso a la GSMA.

Gerardo Mantilla, analista en Artifex Consulting, reconoce la validez de la petición de Altán Redes, aunque también acompaña en que cuando un operador compra capacidad a Altán, quien ofrece el servicio directamente son esas esas marcas, por lo que es a ellos a quien toca buscar convenios de roaming y por lo que también, en todo caso, tocaría a la autoridad revisar la habilitación de Altán para la prestación de servicios, “revisar la propia regulación mexicana que no le permite prestar servicios directos al público en general”.

Mantilla acompaña que la misma dinámica del mercado está obligando a las naciones a eliminar el roaming:

“En el mundo se están haciendo acuerdos para eliminar el roaming. Recientemente en Brasil, Chile y Argentina firmaron un acuerdo para eliminarlo durante el 2020. Lo mismo ha pasado ya en Europa. Si bien es cierto, son acuerdos iniciales dentro de los mismos continentes, es decir, América, Europa y Asia. En el futuro reciente, también sucederá a nivel mundial”.

abr