El grupo ferroviario francés Alstom anunció este lunes que firmó un protocolo con Bombardier y la Caja de depósitos y ahorros de Quebec (CDPQ) para comprar Bombardier Transportation, sector ferroviario del conglomerado canadiense, por un monto entre 5,800 millones y 6,200 millones de euros.

Con esta fusión, el grupo incrementaría su facturación acumulada a más de 15,000 millones de euros, con una cartera de pedidos de 75,000 millones.

De esta manera, se encontraría en mejores condiciones para competir con el gigante chino de material ferroviario CRRC, cuya facturación en 2018 alcanzó al equivalente de unos 28,000 millones de euros.

El acuerdo contempla que la CDPQ reinvertirá en Alstom los ingresos netos de la venta de su parte en Bombardier Transportation, y aportará otros 700 millones de euros adicionales en el grupo.

Así CDPQ, que actualmente posee el 32.5% de Bombardier Transportation, se convertirá en el primer accionista de Alstom, con aproximadamente el 18% del capital.

El presidente de Alstom, Henri Poupart-Lafarge, destacó que "esta compra reforzará nuestra presencia internacional (...) Y Bombardier aportará una complementariedad geográfica e industrial en los mercados en crecimiento".

El grupo canadiense, utilizará el producto de esta venta para reducir su deuda, que a fines de 2019 alcanzaba a 9,800 millones de dólares, añadió.

La operación se concretaría en el primer semestre de 2021.

erp