El poder Judicial admitió a trámite la demanda de amparo interpuesto por América Móvil (AMX) en contra del Plan de Separación Funcional de Telmex y Telnor.

De acuerdo con un extracto del acuerdo, el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa, Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones admitió, el viernes pasado, dicho amparo.

Sin embargo, a partir de la reforma no hay suspensiones de actos de autoridad, por lo que el proceso de separación funcional debe implementarse, aun con la demanda de amparo admitida. Incluso, en este mes Telmex debe presentar para su aprobación los estatutos sociales constitutivos de las empresas mayoristas que surgirán a partir de la separación funcional de Telmex y Telnor.

El próximo 16 de mayo se llevará a cabo la audiencia constitucional para revisar el juicio de amparo que interpuso América Móvil en contra del plan del IFT que la obliga a separar Telmex y Telnor, y crear dos empresas de servicios mayoristas.

En marzo pasado, tras la aprobación por parte del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) del plan de separación funcional de Telmex, el consejo de administración de América Móvil informó que tomó la determinación de no subsidiar ni financiar las operaciones de la nueva empresa que derive de la separación, además que impugnaría el proceso.

Telmex y Telnor deberán separar legal y funcionalmente la provisión de servicios mayoristas regulados fijos, a través de la creación de nuevas personas morales (la “Entidad Separada”) con un gobierno corporativo propio e independiente de aquel de las empresas concesionarias de América Móvil y de una división mayorista dentro de Telmex y Telnor.

La prestación de los servicios mayoristas relacionados con los elementos de la red de acceso, incluyendo enlaces dedicados de acceso local, así como los relativos a infraestructura pasiva asociados a dicha red de acceso como ductos, postes y derechos de vía (los “Servicios de Desagregación”) estará a cargo de la “Entidad Separada”, la cual será subsidiaria directa de Telmex y le serán transferidos los activos y personal necesario para la prestación de los Servicios de Desagregación. Según la resolución, la “Entidad Separada” deberá contar con el personal necesario para la operación de sus activos y la prestación de los servicios mayoristas a su cargo. Los derechos laborales individuales y colectivos adquiridos se respetan y no se modifican con motivo de la separación.

Como reacción, el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) hará un emplazamiento a huelga el 25 de abril.

cjescalona@eleconomista.com.mx