Acer redujo su objetivo de entregas de las tablet PC en casi 60% y prevé bajar el de notebooks, en momentos en que el segundo fabricante mundial de computadoras trata de eliminar el inventario acumulado.

La compañía indicó que sus envíos mejorarán a partir del tercer trimestre, pues ha incumplido sus últimas tres previsiones trimestrales y vio la salida de su expresidente ejecutivo, Gianfranco Lanci, en marzo tras una disputa sobre cómo lidiar con el reto de las tablet PC.

El tercer trimestre será considerablemente más estable , dijo el presidente del directorio, J.T. Wang.

Wang argumentó que el nuevo objetivo de envío de las tablet PC este año es de 2.5 millones a 3 millones de unidades, mucho menor que los 5 millones a 7 millones que se estableció como meta a principios de año.

Acer informó que preveía vender unas 800,000 tablet PC en el segundo trimestre y otras tantas en el tercero.