Telcel espera que hacia finales del primer trimestre o principios del segundo de este año obtenga la autorización por parte del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para concretar el acuerdo con Grupo MVS, con el fin de adquirir indirectamente alrededor de 60 MHz de espectro radioeléctrico en la banda de 2.5 GHz.

De acuerdo con Alejandro Cantú, director jurídico de América Móvil (AMX, dueña de Telcel), técnica y regulatoriamente no debe haber ningún impedimento para obtener la autorización.

Además, la autorización sería un incentivo a los competidores para participar en la próxima licitación de las frecuencias en dicha banda, misma que alista el IFT para el tercer trimestre de este año, aunado al próximo inicio del despliegue de la Red Compartida, que operará la banda de 700 MHz.

En noviembre del 2016, Telcel celebró un acuerdo con Grupo MVS para adquirir alrededor de 60 MHz de espectro radioeléctrico de los que MVS es titular en la banda de 2.5 GHz en diversas regiones del país. El acuerdo está sujeto a una serie de condiciones suspensivas de carácter corporativo y regulatorio, incluyendo la previa autorización del IFT.

La operación, en caso de ser autorizada, supondría una ventaja competitiva de Telcel frente a AT&T y Telefónica, pues permitiría aumentar la calidad y cobertura en beneficio de sus usuarios.

Sin embargo, dicho acuerdo nuevamente abrió un debate entre los analistas.

Para el Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (Idet), el IFT debe considerar que en caso de aprobar esta adquisición indirecta de espectro radioeléctrico, el preponderante no sólo sería el único operador acreedor de frecuencias en la banda de 2.5 GHz, sino que implicaría una barrera para el establecimiento de condiciones de oferta de banda ancha móvil similares para los operadores competidores, debido a que éstos podrían competir por 130 MHz de espectro en la banda de 2.5 GHz hasta el tercer trimestre de este año, cuando inicialmente el proceso debió comenzar en el 2016.

Adicionalmente, dijo, representaría, un paso hacia una mayor concentración de espectro radioeléctrico por parte de Telcel. Con esta transacción, el operador preponderante pasaría a contar con más de la mitad (51%) de las frecuencias para la oferta de servicios de telecomunicaciones.

Jorge Fernando Negrete, director de Mediatelecom, ha considerado que si bien Telcel se vería beneficiado por la adquisición de espectro en una banda tan valiosa como la de 2.5 GHz, por ser una banda de cobertura, AT&T y Telefónica tendrán posibilidades de adquirir más espectro en la licitación que prepara el IFT.

[email protected]