Con la entrada de Claro, filial de América Móvil, y Telefónica al mercado de televisión de paga en Argentina se abre el mercado de la convergencia en aquel país, en beneficio de los usuarios.

La semana pasada, el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) autorizó a ambas empresas prestar servicios de televisión por cable en distintas ciudades del país.

De acuerdo con el regulador, las nuevas reglamentaciones “abren el mercado de la convergencia en el país, garantizando la diversidad de ofertas de servicios para los usuarios”. Además, Claro podrá dar servicios de radiodifusión por suscripción en la ciudad de Buenos Aires, de Salta y en los partidos bonaerenses de Hurlingham, Morón, Tres de Febrero y Vicente López.

En el caso de Telefónica, la autorización es para prestar servicios de cable en la ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires, así como en ciudades mendocinas de Godoy Cruz, Guaymallén, Luján de Cuyo y Mendoza Capital.

Miguel de Godoy, presidente del Enacom, dijo que en este nuevo escenario “el Estado no sólo acompaña sino que además impulsa el desarrollo de servicios convergentes como el cuádruple play”.

Destacó que la entrada de ambas empresas al mercado de tv de paga significa “más ofertas para los usuarios y mejor calidad en las comunicaciones”.

Sin embargo, el otorgamiento de las licencias no permite a las compañías prestar el servicio de tv vía satélite, para lo cual se espera la firma del presidente Mauricio Macri de un decreto de necesidad y urgencia (DNU) para cumplir con la decisión de habilitar la convergencia.  El decreto de comunicaciones convergentes deberá ser enviado por el poder Ejecutivo al Congreso para su ratificación y remplazar la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y para unificarla con la Ley de Telecomunicaciones.

En México, Telefónica cuenta con una concesión que le permite ofrecer tv satelital, pero no ha hecho uso de ésta.

En el caso de América Móvil, la empresa mantiene la restricción para ofrecer tv de paga, hasta que abandone la figura de agente económico preponderante en telecomunicaciones. En Argentina, Claro mantiene 36% del mercado de telefonía móvil, mientras que la participación de Telefónica en dicho mercado es similar, está por encima de 30 por ciento.

[email protected]