Durante la reunión del Consejo Mexicano de Negocios (CMN), Andrés Manuel López Obrador (AMLO), candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, respaldó la viabilidad y conveniencia del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), incluso de buscar alternativas de financiar el proyecto.

Así lo reveló Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), al precisar: “Encontramos la postura de Andrés Manuel López Obrador de que es viable y conveniente el nuevo aeropuerto”.

Eso, dijo, es una posición que enriquece la visión de un México moderno y con futuro que genere opciones.

En conferencia de prensa, Castañón refirió que AMLO flexibilizó su postura a revisar los contratos de las obras que se han licitado para construir el NAIM y de querer cancelarlo por inviable, de hecho, comentó ante los grandes empresarios del país —incluido Carlos Slim, quien participa en el proyecto— que es importante y que apoyará el proyecto de infraestructura.

Por otra parte, Alfonso Romo, enlace de López Obrador con los empresarios, comentó que el tema del NAIM no se polemizó con el CMN, de hecho, se informó que habría una licitación abierta, en caso de que ganara la presidencia el morenista.

AMLO ha modificado una y otra vez su postura respecto de la obra del nuevo aeropuerto, pues ha reprobado el costo económico, el financiamiento del proyecto y ha cuestionado su ubicación, proponiendo como una alternativa mantener el actual aeropuerto Internacional de la Ciudad de México complementado con la capacidad de una terminal alterna ubicada en la actual base aérea militar de Santa Lucía.

Dicho proyecto, argumentó, costaría únicamente 50,000 millones de dólares, lo que evitaría la inversión de más de 250,000 millones que se contempla para el NAIM.

Después de fuertes enfrentamientos con distintos actores de la Iniciativa Privada, AMLO optó por respaldar la construcción del Nuevo Aeropuerto, bajo la condición de que se concesionara al sector privado y éste financiará el proyecto en su totalidad.

Sobre el particular, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), que está a cargo del proyecto como brazo ejecutor de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), aclaró que el concesionamiento del NAIM es factible, siempre y cuando se efectúe una vez que la obra haya sido construida.

De acuerdo con la última proyección disponible del GACM, de los poco más de 13,000 millones de dólares de costo que se proyecta para la obra, 30% constará de financiamiento público y 70% de financiamiento privado a través de deuda que está siendo garantizada por la Tarifa de Uso de Aeropuerto que se cobra en el AICM actualmente.

[email protected]