La secretaria de Trabajo y Previsión Social (STPS) Luisa María Alcalde Luján, dijo que la iniciativa de reforma en materia de outsourcing obedece a que el “fenómeno persiste” y se tiene ubicado al menos a 2.9 millones de trabajadores que se encuentran en algún esquema ilegal.

En conferencia de prensa, la titular del Trabajo sostuvo que “una de las principales problemáticas, en materia de subcontratación, es que no se tiene la certidumbre de cuántas empresas subcontratan. Podemos tener estimados, tenemos que, cerca de cuatro millones y medio están en un esquema de subcontratación, que de estos, cerca de 2.9 millones estarían en un esquema de subcontratación ilegal; pero estimamos que este número es incluso inferior a lo que pudiera ser, pudiera ser más grande. Una de las problemáticas es que muchas veces en este entramado es difícil detectar cuáles son empresas de subcontratación. Aparecen en el SAT con ciertos nombres, hay muchas que se diversifican”.

Dijo que en breve se presentará el contenido que integra la iniciativa que busca regular el Artículo 15 A, y será dado a conocer por el presidente Andrés Manuel López Obrador, pues, a pesar de los operativos que se implementaron desde el primer día de la administración, “lo cierto es que el fenómeno, el monstruo de mil cabezas persiste y los abusos persisten; por lo cual tenemos que atenderlo y se estará presentando una iniciativa que atienda a esta problemática”.

Alcalde Luján expuso que se han realizado operativos en donde en una misma empresa han encontrado hasta 13 empresas pagadoras, “empresas subcontratistas con el personal de esa empresa, que se van turnando, tres meses paga una, tres meses paga otra, tres meses otra y entonces esto va provocando no solo el dañar la antigüedad del trabajador, obviamente se trata de inhibir la responsabilidad, pero también está vinculado a un problema de reparto de utilidades porque se trata de inhibir el reparto de utilidades. 

Otra problemática, dijo, es el subregistro en el IMSS, “una cuestión que hemos detectado es que las empresas inscriben muy por debajo de lo que realmente gana el trabajador y esto no es ajeno para los que nos están escuchando, posiblemente se gana 15,000 pesos, pero se está cotizando con salario mínimo y esto a la larga genera un problema en los fondos de ahorro porque según cómo uno va cotizando es a lo que tendrá derecho cuando se jubile”.

La otra problemática se vincula, y que se busca frenar con la iniciativa de reforma, es que no se dañe la Hacienda Pública “porque también hay una evasión fiscal, incluso, muchas veces se vincula con lavado de dinero y una defraudación a los propios institutos de seguridad social”.

kg