La zona euro desbloqueó el ligero alivio de la deuda griega acordado para Atenas en diciembre, que fue paralizado posteriormente por el descontento de Alemania con las medidas sociales anunciadas por el gobierno griego.

El Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede) aprueba medidas de alivio de la deuda a corto plazo para Grecia , indicó este organismo de la zona euro encargado de la vigilancia de la deuda helena.

Las medidas aprobadas (...) son un importante paso para mejorar la sostenibilidad de la deuda griega , indicó Klaus Regling, director general del Mede, para quien el éxito final del programa (de rescate a Grecia) recae en la continua implementación de las reformas por parte del gobierno griego .

Los 19 ministros de Finanzas de la zona euro adoptaron el 5 de diciembre estas acciones de corto plazo, que incluyen medidas técnicas sobre los tasas de interés y los vencimientos de algunas deudas griegas.

No obstante, a petición de Alemania, la zona euro suspendió días después estas medidas, cuyo impacto es limitado en comparación con la deuda griega, que asciende actualmente a poco más de 311,000 millones de euros o casi 177% del Producto Interno Bruto, hizo saber el instituto europeo de estadística Eurostat.

Berlín estaba atento de las medidas sociales anunciadas por Alexis Tsipras, primer ministro griego, como el restablecimiento de la paga extraordinaria para los jubilados con pensiones inferiores a 850 euros.

A finales de diciembre, Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo, ya había dejado entrever el desbloqueo, al subrayar que Grecia había despejado las dudas sobre sus compromisos con sus acreedores.

El Eurogrupo concedió esta medidas a Atenas tras completar una nueva ronda de duras reformas, exigida al país a cambio de una serie de rescates financieros desde el 2010. Grecia está sumida en su tercer plan de ayuda de 86,000 millones de euros.

Tras seis años de rescates financieros y recortes, Grecia registra el mayor número de desempleados de la zona euro con 23.1% (cifras de septiembre), lejos de la media situada en 9.8 por ciento.