El 95% de las trabajadoras del hogar no tiene acceso a servicios de salud y casi 80% carece de prestaciones laborales, informó el presidente del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Ricardo Bucio Mújica.

En la presentación del programa Infonavit para Todos, con el que los trabajadores domésticos podrán obtener un crédito hipotecario, agregó que las mujeres representan casi 93% de los más de 2 millones de trabajadores domésticos en todo el país.

Expuso que 30% de las personas que realizan trabajos en el hogar no concluyeron la primaria y muchos de ellos emigraron del campo a la ciudad en busca de empleo, el 11% son hablantes de una lengua indígena y tienen en lo general poco conocimiento de sus derechos.

'La invisibilidad por otra parte provoca la exposición a riesgos como el aislamiento, abusos, en algunos casos maltrato, violaciones a derechos humanos y también trata de personas, todo ello provoca que la remuneración sea baja, lo que genera desigualdad, marginación y pobreza'.

Refirió que si bien se debe avanzar en reformas legislativas para reconocer al trabajo doméstico como una actividad que implica obligaciones para el Estado, para los empleadores y para la sociedad, la voluntad reflejada en el programa Infonavit forma parte de los mecanismos para mejorar la situación de los trabajadores de ese sector.

Bucio Mújica recordó que 88% de las trabajadoras del hogar laboran en la modalidad de entrada por salida y son las que mayor necesidad tienen de una vivienda por no habitar la casa en la que trabajan y porque frecuentemente provienen de localidades distintas o lejanas a su lugar de trabajo.

El programa de acceso a créditos hipotecarios agregó, tiene como un componente central la corresponsabilidad compartida entre empleadores, trabajadoras y gobierno, 'pero está sujeta a la voluntad de los empleadores'.

Por ello, dijo, es necesario sumar a ese esfuerzo la corresponsabilidad de otros actores del gobierno y de la sociedad, por ejemplo en materia de educación, salud y de trabajo, y avanzar para resolver pendientes legislativos para que las trabajadora del hogar puedan contar con seguridad social integral.

'La situación de las trabajadoras es relevante en términos de discriminación, no existe igualdad ante la ley, pues las leyes Federal del Trabajo y del IMSS hacen distinciones que pone en desventaja a este sector'.

Bucio Mújica señaló que de los empleadores depende que el programa del Infonavit tenga éxito, además de exhortar al Congreso de la Unión para reformar las leyes laboral y del IMSS para garantizar a las trabajadores domésticas tengan el mismo marco de reconocimiento y de protección legal.

apr