Hasta agosto, el gobierno federal ha ejercido 62.3% del gasto total que se aprobó para el cierre de este año. Si se compara el gasto ejercido contra lo programado, el gobierno federal acumula un subejercicio de 232,094.3 millones de pesos.

De acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, para los primeros ocho meses del año se tenía contemplado ejercer recursos por 3.88 billones de pesos y se han gastado 3.64 billones de pesos esto es 4% anual menos.

Si se considera sólo agosto, el gasto del sector público fue de 392,421.9 millones de pesos, lo que significó una reducción anual de 11.9% en términos reales.

El gasto en servicios personales, que se refiere a los recursos que se destinan a la nómina, remuneraciones, gastos de seguridad social y otras prestaciones a los trabajadores del sector público, tuvo una reducción de 4.6%, respecto de los primeros ocho meses del año anterior.

Mientras que en el gasto de inversión física, que se refiere a la creación de infraestructura, obra pública y su mantenimiento se registró una reducción anual de 15.2% en términos reales.

Turismo, de las más afectadas

Los ramos administrativos, donde se registran los gastos que hacen las dependencias de gobierno se mantienen con reducciones, en los primeros ocho meses del año registraron una caída de 8.8% con lo que se ejercieron 706,142 millones de pesos.

Presidencia fue la entidad que registró la mayor contracción con 84.2% anual. Mientras que Turismo reportó una reducción de 74 por ciento.

En contraste, las dependencias que aumentaron su gasto fueron la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en 320.5%; mientras que la Secretaría del Bienestar aumentó su gasto en 29 por ciento.

En general, el balance financiero del sector público presentó un déficit de 118,105.8 millones de pesos. En tanto el balance primario mostró un superávit de 279,796.2 millones de pesos.

La deuda del país que se mide a través del Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público se ubicó en 10.76 billones de pesos, un incremento real de 1.9%, respecto de los primeros ocho meses del 2018.