De los ingresos tributarios que obtiene el gobierno de Estados Unidos, 8.5% de éstos se logran a través del Impuesto sobre la Renta (ISR) a las empresas, indicó un estudio del think tank Tax Foundation.

De acuerdo con información de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la mayoría de los ingresos tributarios de Estados Unidos proviene de los impuestos individuales (40.5%), seguido de las aportaciones a la seguridad social (23.7%), los impuestos al consumo (17.0%), los impuestos a la propiedad (10.3%) y el ISR corporativo (8.5 por ciento).

“En el 2015, Estados Unidos se apoyó más en los impuestos a las ganancias individuales, lo que en México sería el ISR a personas físicas. Según datos de la OCDE, en Estados Unidos (a través de los impuestos federales, estatales y locales) se recaudó por concepto de impuestos personales aproximadamente 40.5% de todos los ingresos tributarios, en comparación con 24.4%, promedio, de los países de la OCDE”, afirmó el estudio.

En promedio, los países miembros de la OCDE obtuvieron 32.4% de sus ingresos a través de los impuestos al consumo; 25.8% por las aportaciones a la seguridad social; 24.4% por los impuestos personales; 8.9% por el ISR corporativo; 5.8% a través del impuesto Predial y 2.9% por medio de otros gravámenes.

En su momento, Aristóteles Núñez, exjefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), refirió que Estados Unidos se podía permitir hacer un recorte tan drástico en su tasa de ISR corporativo debido a la poca dependencia que tiene a este gravamen, caso contrario de lo que ocurre en México.

“La reforma fiscal de Estados Unidos, donde se recortó la tasa del ISR corporativo de 35 a 21%, no afectó ingresos locales ni estatales, sólo una proporción pequeña de los impuestos federales. Un recorte así no se podría permitir en México”, refirió.

En México, 38.6% de los ingresos tributarios provienen de los gravámenes al consumo; 20.6% son ingresos por impuestos individuales; 20.1% por ISR a personas morales; 13.9% por aportaciones a la seguridad social; 4.9% por otro tipo de impuestos y sólo 2.0% por el Impuesto Predial. De acuerdo con el exjefe del SAT, por cada punto que se le recortara a la tasa de ISR corporativo el gobierno perdería ingresos por 23,000 millones de pesos.

TASA ESTATUARIA BAJA A 25.7%

De acuerdo con Tax Foundation, con la reforma fiscal que entró en vigor este año la tasa estatuaria estadounidense, en donde se toma en cuenta la tasa federal de 21% más las tasas estatales —que oscilan entre 3 y 12%—, pasó de ser de 38.9 a 25.7% en promedio.

Cabe destacar que 44 de los 50 estados que hay en el país vecino del norte cobran a las empresas impuestos estatales. Por ejemplo, en Carolina del Norte el impuesto estatal es de apenas 3%, con lo cual las empresas pagan 23.4% de sus ganancias, mientras que en Iowa el impuesto estatal es de 12%, con lo cual la tasa sería de 29.5%, la más alta del país y cercana a 30% que se paga de ISR corporativo en México.

En los estados de Ohio, Dakota del Sur, Washington, Texas, Wyoming y Nevada no se cobra el impuesto estatal, por lo cual la tasa total que cobran es justo la de 21 por ciento.

Antes de la reforma tributaria, Estados Unidos tenía una tasa combinada de impuestos a las ganancias corporativas de 38.9%, muy por arriba de la tasa promedio de los países miembros de la OCDE, que es de 23.8 por ciento. Ahora, Francia es quien tiene la mayor tasa de ISR corporativo, de 34.4 por ciento.