Suman seis los bancos de inversión y consultorías económicas que anticipan una contracción de la economía mexicana tras ajustar sus pronósticos e incorporar el impacto de la desaceleración mundial a causa del coronavirus.

Goldman Sachs es el más reciente en recortar su pronóstico para el Producto Interno Bruto (PIB) mexicano al dejarlo en una contracción de 1.6% anual, desde el 0.6% anterior.

Apenas un día antes, Credit Suisse destacó con el pronóstico de la recesión más profunda, de 4%, sustituyendo a Barclays que todavía el fin de semana destacó por tener la previsión más pesimista sobre el desempeño de la actividad, al ubicar al PIB con una contracción de 2 por ciento.

Así se fueron acumulando las revisiones a la baja y el diagnóstico de un segundo año en recesión. Moody's Analytics y Duker Frontier coincidieron al estimar que esta caída podría ubicarse en 1.5 %, y ambos subrayaron que se trata del escenario base. En el peor de los escenarios, Ducker Frontier estima que la contracción podría ser cercana a la que tuvo México en 2009, cuando fue origen del brote de influenza H1N1, de 5 por ciento.

Les sigue J.P. Morgan, que anticipa una contracción de 0.4% anual en 2020, y Bank of America Securities, quien queda registrado como el primero en advertir que este 2020 se presentaría una segunda caída consecutiva del PIB, que podría ser de 0.2% “con importantes riesgos a la baja”.

Caída de commodities, comercio y debilidad

En el análisis titulado Panorama para América Latina se oscurece, explican que la combinación de una caída en la demanda externa de bienes y servicios, el deterioro del comercio mundial, un significativo endurecimiento de las condiciones financieras mundiales y el impacto económico de la rápida escalada del coronavirus, es el origen del cambio de pronóstico para México y América Latina en su conjunto.

El economista para la región en Goldman Sachs, Alberto Ramos, explicó en un análisis que al asumir el impacto negativo del coronavirus en la actividad económica del segundo trimestre, México entrará en recesión.

Luego observa el deterioro de las condiciones financieras mundiales para advertir que el escenario para que los gobiernos otorguen una respuesta al problema de salud pública, son también desalentadores pues ni cuentan con ahorros suficientes, ni cuentan con margenes para responder.

América Latina en contracción

Para la región en su conjunto, advierten “una combinación de impactos recesivos que vienen del exterior y del mercado doméstico”.

La pandemia del Covid-19 y su amplio efecto en Estados Unidos, en el comercio, turismo, commodities y otros precios de activos también reducirá el flujo de capitales y de Inversión Extranjera Directa (IED).

En el lado doméstico, la presión será dirigida por la escalada de medidas para contener la propagación del coronavirus, así como el distanciamiento social voluntario que motivará un importante impacto en el gasto, particularmente de servicios.

Ante este nuevo escenario, los expertos de Goldman Sachs anticipan que al menos cinco países entrarán en recesión este 20: Brasil (-0.9%); México (-1.6%), Argentina (-2.5%); Chile (-0.5%); y Ecuador (-2.7%). Adicionalmente, anticipan que Perú y Colombia registrarán cero crecimiento.

Y el entorno recesivo, llevará a América Latina a registrar una contracción de 1.2% este año.

El escenario mueve los reflectores hacia las políticas de estímulo, donde por la precariedad de las arcas nacionales, se anticipa que serán de nuevo los bancos centrales quienes tendrán que tratar de impulsar a las economías.

[email protected]

kg