La reforma fiscal de Estados Unidos que entró en vigor este año beneficiará en mayor medida los ingresos de los inversionistas extranjeros, mientras que para los estadounidenses apenas se verá un aumento en sus ganancias.

A decir de un estudio de The Tax Policy Center, si bien a primera vista las proyecciones que hace la Oficina del Congreso de Estados Unidos (CBO, por su sigla en inglés) parecen apuntar a que la reforma impulsará la economía estadounidense y por consecuencia el pueblo tendría mayores ingresos, un análisis más profundo arroja una pequeña diferencia entre ellos y los inversionistas extranjeros.

“El análisis del CBO incluye una diferencia sutil, pero extremadamente importante: los inversionistas extranjeros terminarán recibiendo gran parte de las ganancias y el ingreso neto disponible para los estadounidenses apenas aumentará, si es que lo hace”, refirió el estudio.

De acuerdo con las estimaciones del gobierno, con la reforma fiscal —una de las grandes promesas del presidente Donald Trump en campaña—, los cambios al código tributario estadounidense lograrán que el Producto Interno Bruto (PIB) crezca, en promedio, 0.7% más en los próximos 10 años, lo cual significará mayores fuentes de empleo e ingresos para los ciudadanos.

Entre los cambios realizados destacan el recorte del Impuesto sobre la Renta (ISR) corporativo de 35 a 21%; la disminución del último tramo impositivo del ISR individual de 39.6 a 37%; deducción inmediata sobre inversiones realizadas hasta el 2023; tope de deducibilidad a los impuestos locales y estatales de 10,000 dólares, entre otras cosas.

“La CBO estima que la reforma fiscal aumente el PIB. Además, proyecta que los recortes tributarios aumenten la producción en el 2028 principalmente por las tasas impositivas más bajas sobre los ingresos de capital (...) Pero aquí está el truco: la CBO calcula que la mayor parte de ese capital adicional será financiado por extranjeros, por ejemplo: empresas extranjeras que construyen fábricas en Estados Unidos, o inversionistas extranjeros que compran acciones y bonos estadounidenses”, explicó The Tax Policy Center.

Por lo anterior, añadió, aumentarán los pagos netos de ganancias, dividendos e intereses de los extranjeros, es decir, obtendrán mayores beneficios.

“Debido a que el aumento en el PIB proviene, principalmente, de la inversión adicional en bienes de capital, el stock de capital de la nación será mayor en relación con la producción. Eso es bueno porque puede aumentar la productividad y los salarios”, afirmó.

Aún no se ve el impacto

De acuerdo con los datos que dio a conocer la Oficina de Análisis Económico de Estados Unidos, la economía creció 2.3% anual en el primer trimestre, una tasa menor que la que registró el último trimestre del 2017, cuando aumentó en 2.9 por ciento.

“El crecimiento del PIB en el primer trimestre se ha rezagado consistentemente en los últimos años, llevando a algunos analistas a preguntarse si la Oficina de Análisis Económico ha tenido problemas con los ajustes estacionales”, refirió The Tax Policy Center.

Asimismo, el gasto del consumidor se desaceleró. En este primer trimestre aumentó 1.1%, lo que apunta a que las familias estadounidenses aún no han sentido el beneficio de la reforma fiscal. Al final del año pasado, el gasto se incrementó 4 por ciento.

“Es difícil ver un punto de inflexión económica en estos momentos, pese a la aprobación de la nueva ley. A pesar de las historias de que algunas empresas contratarían más personal a raíz del recorte del impuesto corporativo, no ha aparecido ningún gran repunte en la tendencia del empleo”, refirió.

De acuerdo con estimaciones del centro, Estados Unidos está creando alrededor de 180,000 nuevos empleos cada mes, ritmo similar al que había antes de que se aprobara la reforma fiscal.

“El presidente Trump a menudo dice que la ley de reducción de impuestos y empleos ha proporcionado ‘combustible para cohetes’ que mejorará la economía. Él puede, eventualmente, estar en lo cierto. Pero los datos económicos de los primeros meses no muestran evidencia de una mayor expansión”, aseveró.