Para el próximo año, el gobierno federal volverá a contratar las coberturas petroleras con el fin de blindarse ante la lenta recuperación de los precios del petróleo a nivel mundial, informó la agencia de noticias Bloomberg.

Indicó que la misma subsecretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Vanessa Rubio, expuso que la contratación se ha completado y dijo “estamos seguros de que la cobertura cubre perfectamente el precio de un barril que incluimos en el presupuesto del 2018 de 46 dólares”.

Sin embargo, al cierre de esta edición, la SHCP no había dado más información sobre el número de barriles que serán cubiertos ni el costo de la cobertura petrolera.

Ésta sería la sexta vez en que la actual administración contrate esta cobertura. De los 16 años que el gobierno federal ha venido contratando coberturas petroleras, sólo se han ejercido en tres ocasiones: 2009, 2015 y 2016.

Para este año se contrataron coberturas petroleras por un costo de 1,028 millones de dólares, equivalente a 19,016 millones de pesos —las más caras que se han pagado— asegurando 250 millones de barriles a un precio de 38 dólares por barril.

Para asegurar un precio promedio de 42 dólares por barril (dpb) para este año, la SHCP creó una subcuenta en el Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios (FEIP) denominada Complemento de Cobertura 2017, con 18,200 millones de pesos para cubrir la diferencia de 4 dólares por barril.

En el 2016, la cobertura costó 1,090 millones de dólares y se aseguraron 212 millones de barriles por un precio de 49 dólares el barril. Por esta cobertura, al final de ese año, el gobierno recibió 2,650 millones de dólares.

En el 2015 dicho aseguramiento costó 773 millones de dólares y cubrieron 228 millones de barriles por un precio de 76.4 dólares por barril. Al final del 2015, recibieron 6,284 millones de dólares.

FEIP PODRÍA COMPLETAR PRECIO

Expertos indicaron que para cubrir el precio de 46 dólares por barril que se contempla en las coberturas petroleras y en el Paquete Económico del 2018, la SHCP podría utilizar recursos del FEIP como lo hizo para la cobertura del 2017, donde se contrató una cobertura de 38 dólares por barril y el FEIP cubrió 4 dólares restantes para cerrar con un precio de 42 dólares el barril.

“Sin mucho problema podrían contribuir entre 2 o 4 dólares por barril. Este fondo cuenta con recursos, por lo que podría existir la posibilidad de cubrir un diferencial. Además, ya no se exporta tanto como antes y no es un precio demasiado grande el que se cubre”, dijo Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica Presupuestaria (CIEP).

Refirió que la estrategia de contratar coberturas petroleras ha sido positiva para las finanzas públicas en el sentido de que se encuentran blindadas ante menores ingresos petroleros.

James Salazar, subdirector de análisis económico de CIBanco, abundó en que las coberturas del 2018 podrían ser más caras que las del 2017: “hay expectativas de que se pueda tener una depreciación en el tipo de cambio y dado el retraso del anuncio (de la cobertura) suponemos que no había alguien que estuviera ofreciendo a este nivel de precio”.

Detalló que al país le ha ido bien en la contratación de este instrumento, pues ha funcionado en escenarios donde las finanzas públicas se han visto presionadas por los bajos precios del petróleo y diversas situaciones geopolíticas externas.

Recordó que la cobertura petrolera no cubre toda la producción de Petróleos Mexicanos, sino sólo la que se exporta y de la cual el gobierno federal recibe recursos.

DAN CERTIDUMBRE

Luis Miguel Labardini, experto en el sector energético y socio de Marcos y Asociados, agregó que desde el 2001, México contrata estas coberturas petroleras, las cuales le han dado cierta certidumbre a los ingresos presupuestarios, pues es una especie de seguro que ayuda al gobierno.

México es el cliente más grande a nivel mundial de coberturas petroleras. “todo mundo espera a que México compre sus coberturas para ver cómo estarán durante todo el año”, expuso.

“La prima que se paga por la cobertura depende de una serie de factores y fórmulas que tienen que ver con la volatilidad en el precio del petróleo en los últimos 12 meses. A raíz de ello se determina un precio y volumen que se puede cubrir”, mencionó.