Recortan expectativas de inflación para este año, el 2021 y 2022 y esperan tasa de fondeo sin cambios en 4.25%.

La debilidad del mercado interno y la incertidumbre sobre la situación económica doméstica, son los factores que obstaculizarán el crecimiento de la actividad económica de acuerdo con los resultados de la encuesta final del 2020 de expectativas de especialistas del sector privado consultados por Banco de México.

Al cierre del año, 53% de los especialistas consultados consideraron que permanecerá sin cambios el clima de negocios para el primer semestre del año entrante; proporción que contrasta con 58% que tenía esta percepción en la encuesta pasada.

En esta edición, 39% de los especialistas considera que mejorará el ambiente para hacer negocios desde 33% previo; sólo 8% prevé que empeorará el clima para negocios, una proporción ligeramente inferior a 9% que anticipó hace 15 días que empeorará.

En la encuesta final del 2020, los encuestados hicieron el último ajuste del año a la estimación del Producto Interno Bruto (PIB) y la dejaron en una contracción de 8.99 por ciento. Tasa que, de acertar, pasará a la historia como la mayor caída en décadas, pronunciada por el impacto de la pandemia en la actividad económica.

El pronóstico medio del PIB, muestra la quinta revisión consecutiva mensual a la baja en la media de los pronósticos recabados por el banco central. Un ajuste que incorpora ya los datos que ha arrojado la economía tras el choque generado por la pandemia y el diagnóstico final del mismo Banco de México sobre la situación económica.

La información de la encuesta final de Banxico anticipa para el año entrante un rebote estadístico de 3.54% en el PIB. Una tasa que refleja una ligera revisión al alza desde la previsión anterior de 3.29 por ciento.

Inflación baja

En la encuesta, recabada entre el 8 y 13 de diciembre,  la expectativa que tienen los especialistas sobre la  inflación para 2020 es de una variación de 3.38% anual; nivel que incorpora el tercer ajuste mensual consecutivo a la baja.

Esta tendencia también se produjo sobre la expectativa media de los expertos consultados para el índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC)  de los siguientes dos años, el 2021 y 2022, de manera que ahora anticipan una fluctuación de 3.57% para el próximo año y 3.53% para el 2022.

Los especialistas del sector privado anticiparon que la Junta de Gobierno de Banco de México dejará sin cambio la tasa de fondeo interbancario en 4.25 por ciento.

“Se aprecia que para el cuarto trimestre de 2020 y el primero de 2021, la mayoría de los especialistas anticipa una tasa de fondeo interbancario igual a la tasa objetivo actual, si bien varios esperan que se ubique debajo de dicho objetivo”, consignó Banco de México en la lectura de los resultados contenida en la encuesta.

ymorales@eleconomista.com.mx