La inasistencia del presiden Andrés Manuel López Obrador a la cumbre de jefes de Estado del Grupo de los 20 limitará la posibilidad de que él personalmente busque un acuerdo con Donald Trump para evitar que entre en vigor el aumento de los aranceles contra productos importables, advirtieron analistas de think tank estadounidenses El Cato, el Peterson Institute for International Economics (PIIE) y catedráticos de la Universidad La Salle.

También perderá la oportunidad de buscar alianzas con otros países, para evitar el uso de instrumentos comerciales como medida de coerción, sostuvo la investigadora senior del PIIE, Anabel González. “Éste es un reto que sin duda amerita sentar precedente para otras naciones”, comentó.

La experta del PIIE matiza que el tema migratorio, que es la petición directa del presidente Trump para evitar la imposición de aranceles, podría ser tratada en la cumbre de jefes de Estado.

En el caso concreto de los flujos migratorios del triángulo norte “hay entendimiento entre los países del G20 de que la manera de abordarlos es generar prosperidad económica, seguridad y gobernanza y para esto se requiere el apoyo de la comunidad internacional. México lo sabe y lo ha solicitado en otros países como España y Alemania”.

Relevancia, presidente

Y es que, aún con la representación del más alto nivel que el presidente de México dijo que enviará, encabezada por el canciller Marcelo Ebrard y su secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, es claro que “ninguno de ellos, tendrá el acceso personal a un jefe de Estado, como el que sí tendría el presidente López Obrador”, coincidieron el experto en políticas públicas de El Cato, Juan Carlos Hidalgo, y la especialista del PIIE.

“No es cualquier ocasión que un jefe de gobierno puede encontrarse con sus pares. Y en el contexto actual donde ha arreciado la guerra comercial, México está en uno de los centros de la misma, sería una importante ocasión para que el presidente López Obrador se encuentre con el presidente Donald Trump en un escenario neutro”, explicó el especialista de El Cato.

La catedrática de Relaciones Internacionales en la Facultad de Derecho de la Universidad La Salle, Norma Soto, refiere que muchas de las decisiones más importantes que impactan en el mundo ocurren ahí, en las cumbres de líderes y mandatarios del G20, en conversaciones en corto.

Y no será suficiente la carta que planea enviar el presidente de México sobre la desigualdad, a un foro donde están cara a cara los jefes de Estado. Por ello recomienda replantear la estrategia y hacer que la voz de México se escuche con su propia agenda.