Los 37 miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) se manifestaron satisfechos sobre la hoja de ruta que les fue presentada por la entidad para completar en 2020 el acuerdo para una mejor tributación internacional de las empresas digitales.

En el comunicado final de la Reunión Ministerial de la OCDE, que se realizó entre el 22 y 23 de mayo, representantes de los países integrantes advirtieron que confían en la dirección de la Organización para mejorar la equidad del sistema tributario internacional.

Esto porque la digitalización de la economía y sus modelos de negocio han representado cambios importantes en la fiscalización internacional, y se ha tenido que generar una respuesta para combatir la erosión de la base tributaria y el traslado de beneficios.

Al término del encuentro de este año que estuvo dedicado a “Aprovechar la transición digital para el desarrollo sostenible: oportunidades y desafíos”, los ministros y representantes de los países miembros sostuvieron que esperan más iniciativas de la OCDE para mejorar el desarrollo de capacidades en las administraciones tributarias, lo que supone también una agenda para la ejecución transparente del plan de Erosión de Base Tributaria y Traslado de Beneficios (BEPS, por su sigla en inglés), al que se han suscrito más de 70 países, incluidos los miembros de la Organización y del G-20.

Avance en Cumbre del G-20

Este proyecto de ordenar la fiscalización de los corporativos tecnológico-digitales, comenzó en el año 2013, cuando los países que integran al Grupo de los 20 (G-20), evidenciaron la debilidad del marco tributario internacional y solicitó a la OCDE analizarlo y encontrar áreas de oportunidad.

En respuesta, la OCDE impulsó medidas como el BEPS, que propone frentar los tipos más notorios de elusión internacional del impuesto de sociedades a través de un acuerdo multinacional sobre soluciones técnicas y mejoras en normas de ámbitos como precios de transferencia y abuso de tratados.

Y el intercambio automático de información entre países que ya está en marcha, en el marco del Foro Global sobre Transparencia e Intercambio de Información a efectos Fiscales, donde las instituciones financieras reportan a sus autoridades tributarias cuando un cliente abre una cuenta.

No obstante al avance, sigue en espera de un consenso la introducción de una tasa impositiva generalizada para sociedades, que evite la competencia desleal a través de rebajas de impuestos.

La OCDE presentará un primer informe sobre los progresos del BEPS a los ministros de economía que se encontrarán en junio en Japón, en el marco de la Reunión Ministerial del G-20. La que precede a la de Líderes del Grupo.

Privacidad de datos

Los ministros asistentes, miembros de la OCDE, también hablaron sobre seguridad y privacidad de datos.

En el comunicado, reconocieron que mejorar la seguridad, salvaguardar los datos personales, la privacidad y proteger a los consumidores, genera confianza pública en la transición digital que está en marcha.

Además sostuvieron que esta confianza del público es determinante pues facilita el flujo de datos y promueve la innovación.

Los miembros reconocieron que los gobiernos y otras partes interesadas incluida la industria, pueden hacer más para promover una gestión de datos responsable, efectiva y confiable, y que se esforzarán por trabajar juntos para abordar mejor estos retos.

Latinoamérica en la OCDE

El viernes 24 de mayo es el último día de la Semana OCDE 2019. El cierre está a cargo del 11º Foro Internacional de América Latina, donde participarán el Secretario General de la OCDE, José Ángel Gurría y el Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno.

Este año, está dedicado al tema: Tecnología ¿Un conductor a la (in)Equidad?”.

El Foro para América Latina y el Caribe es relevante pues las economías de la región se encuentran cada vez más interesadas en integrarse a la OCDE, tal como describió a El Economista el Director del Foro, Anthony Gooch.

Entre los 37 países integrantes de la Organización, tres son latinoamericanos: México, Chile y Colombia. Y otros cuatro que han manifestado su intención de integrarse: Perú, Costa Rica, Argentina y Brasil.

Así que el Foro latinoamericano es un acercamiento de la OCDE a la región.

[email protected]