El menor diferencial entre los rendimientos de los bonos del Tesoro de corto y largo plazo ayudó a convencer al menos a un banquero central de Estados Unidos de que la Reserva Federal (Fed) debería dejar de subir las tasas de interés, hasta que la inflación o el crecimiento repunten.

El presidente del Banco de la Fed de Minneapolis, Neel Kashkari, quien no vota este año en el comité de política monetaria de la Fed, pero participa en la discusión, dijo en un blog publicado el lunes que una curva de rendimiento plana significa que las tasas de interés están cerca de un punto neutral.

"Esto sugiere que hay pocas razones para elevar las tasas mucho más, invertir la curva de rendimiento, frenar la economía y arriesgarse a que, de hecho, se provoque una recesión", dijo.