En diciembre, la economía mexicana habría presentado una contracción mayor a la de noviembre, en medio de los nuevos confinamientos que se dieron en diferentes partes del país ante los altos contagios del Covid-19.

De acuerdo con el Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE), elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en el último mes del 2020 se presentó una contracción anual de 5.4%, mayor a la que se estimó para noviembre de 4.3 por ciento.

“Bajo esta estimación, el IGAE registraría una caída anual promedio de 8.3% en el 2020, superando la contracción observada en 1995 de 6.2% y en el 2009 de 5.3%”, dijo Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base.

Analistas de Banorte apuntaron que el pronóstico del Inegi podría ser consecuencia de un efecto base “cada vez más complicado”, además de las peores condiciones epidemiológicas en algunas entidades del país, como la Ciudad de México y el Estado de México, las cuales regresaron a semáforo rojo en la segunda mitad de diciembre.

Estimaciones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público señalan que en el 2020, ante la crisis sanitaria y económica, la economía mexicana caerá 8%; sin embargo, algunos organismos e instituciones tienen proyecciones con mayores contracciones. 

Caída general

Al interior del reporte del Inegi se muestra que las diferentes actividades económicas continuarían con contracciones en sus registros en diciembre, con un sector de servicios encabezando las caídas. Sobre el sector primario, el IOAE no da datos.

En el sector secundario, que engloba a las industrias, tendría una contracción de 3.3% en noviembre, la cual se profundizarían en diciembre a 4.9 por ciento.

En tanto, el sector terciario, en donde se encuentran los servicios —que se han visto impactados de manera considerable por el confinamiento, como los relacionados al turismo, preparación de comida y bebidas, comercio, entre otros— presentarían una contracción de 4.1% en noviembre, para caer 5.7% en diciembre.

Las contracciones en estas actividades, apuntó el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), confirman tanto la debilidad del sistema productivo como del mercado interno.

“Lo anterior se encuentra en línea con la situación en la que se encuentra la inversión, está en niveles del 2005, como del consumo privado”.

¿Qué es el IOAE?

El IOAE muestra estimaciones econométricas muy oportunas sobre la evolución del Indicador Global de la Actividad Económica, que da a conocer sus resultados ocho semanas después de terminado el mes de referencia, mientras que el IOAE lo hace tres semanas después y se adelanta cinco semanas a los datos oficiales.

ana.martinez@eleconomista.mx