El fuerte repunte esperado en 3.8% del Producto Interno Bruto (PIB) mexicano durante el primer trimestre de este año se apoya en el sector industrial, específicamente las manufacturas, coinciden analistas.

Las exportaciones de manufacturas entre enero y marzo pasado crecieron a una tasa anual de 29%, destacando la industria automotriz.

Al respecto, de acuerdo con la Asociación Mexicana de la Industria automotriz al pasado mes de abril, el número de vehículos exportados repuntó 79% anual.

En cuanto al mercado interno, éste sigue rezagado, observó Rafael Camarena, especialista de Santander, al poner especial énfasis en la caída de 3.4% del sector construcción que se desprende de la información del primer trimestre de la producción industrial.

Relativo

Los rubros asociados al gasto interno de consumidores y empresas presentan resultados que en diversos casos han resultado por debajo de lo previsto , agregó.

Por ejemplo, las ventas en tiendas abiertas por más de 12 meses de las compañías que pertenecen a la ANTAD retrocedieron en los primeros cuatro meses del año.

Mientras, el saldo de la cartera vigente de crédito de la banca comercial en el rubro de consumo, según Banco de México, siguió a la baja en términos reales con una caída de 15.7% anual al cierre del primer trimestre del año.

Por su parte, los analistas de BBVA Bancomer comentaron que los indicadores del sector terciario y demanda interna como el indicador agregado del sector servicios, ventas al menudeo o el indicador de masa salarial apuntan a que la demanda interna ha tenido una mejora limitada y menor a la inicialmente considerada en los primeros meses del año.

Para el segundo trimestre del año se espera que la actividad económica continúe recuperándose siguiendo al ciclo de reactivación en Estados Unidos (EU), al cual se sumarán gradualmente los efectos positivos para las actividades dirigidas al consumo doméstico.

A partir del segundo semestre del año, Invex Casa de Bolsa espera una moderación en el crecimiento de México debido a un freno en la expansión de la economía estadounidense para los próximos doce meses.

asaavedra@eleconomista.com.mx