La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) publicó los indicadores líderes compuestos, los cuales miden el ciclo económico y de negocios de las 32 economías que son miembros del organismo internacional y de seis países que no lo son.

Durante mayo destacó el hecho de que México se ubicó en 100.1 puntos, es decir, mejoró 0.5 puntos respecto de abril, cuando registró 99.6 puntos, de acuerdo con el reporte de la OCDE.

Es la primera vez en los últimos 28 meses en que el indicador de México se ubicó por arriba de 100 puntos, lo que dibuja la tendencia de largo plazo de la actividad económica.

Desde enero del 2017, no había reportado un nivel mayor a 100 puntos. En enero del 2019 registró 98.9 puntos y en diciembre del 2018 se ubicó en 98.8 puntos. Es decir, entre diciembre del 2018 y abril del 2019, avanzó 1.3 puntos.

Además, dicho nivel está por arriba del total que presentó la OCDE en el mismo mes, de 99 puntos, y que implicó una reducción de 0.1 respecto de abril, cuando se ubicó en 99.1 puntos.

Jorge Gordillo Arias, director de análisis económico y bursátil de CIBanco, consideró que, con lo anterior, México podría presentar mejor actividad económica para este segundo semestre.

“Lo que podemos observar es que puede haber mejoras en indicadores como el consumo, inversión y construcción, lo que nos permite tener una mejor percepción para el segundo semestre del año”, añadió.

A su parecer, el primer trimestre del año fue muy malo, debido a que se tuvo un cambio de gobierno, los recursos se retuvieron y se detuvo el dinamismo de ciertas actividades económicas.

“Muchas cosas que explican la debilidad de la economía a inicios del año fueron por el cambio de gobierno (...) Ellos mismos podrían mejorarlo siendo más eficientes y aplicando mejor el gasto en rubros como la inversión”, comentó.

Raymundo Tenorio, economista del Tecnológico de Monterrey, indicó que los datos de la OCDE reflejan la inercia que ha mostrado el país desde el 2014 en diferentes sectores de la economía, como el de telecomunicaciones o el energético.

“Aunque el crecimiento económico del país ha sido mediocre, no ha sido negativo, lo que no impacta en el indicador que hace la OCDE con base en la evolución de otros indicadores”, afirmó.

Con respecto a si en el segundo semestre del año la economía puede mejorar, comentó que “no hay indicadores tan buenos desde que inició el nuevo gobierno, con lo que se le mete freno a esa inercia que tenía el país. Es decir, para el primer semestre del 2020 es probable que se detenga la evolución favorable de estos indicadores”.

Dentro de la región de Latinoamérica, Brasil presentó un mayor puntaje que México, con 102.3 puntos, mientras que Chile tuvo 99.3 puntos.

En su reporte mensual, la OCDE explicó que los indicadores principales compuestos están diseñados para anticipar los puntos de inflexión en la actividad económica en relación con la tendencia de seis a nueve meses en el futuro.

Para las economías desarrolladas, el indicador compuesto de Estados Unidos se ubicó en 98.8 puntos, lo que implicó una reducción de 0.2 puntos respecto de abril del 2019, cuando registró 99 puntos.