Los acreedores de Grecia regresarán a Atenas para finalizar la revisión de las reformas aceptadas por el gobierno heleno de cara a desbloquear un nuevo tramo de ayuda del actual programa de rescate antes de una importante serie de pagos previstos en julio.

Las discusiones (con el gobierno griego) deben reanudarse mañana (declaró lunes) y durarán varios días , precisó el portavoz del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas, en rueda de prensa.

Los jefes de misión de las instituciones que representan a los acreedores Comisión Europea, Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) abordarán con el Ejecutivo griego los compromisos alcanzados el 7 de abril en Malta.

En aquella reunión de ministros de Finanzas de la zona euro, Atenas se comprometió a aplicar algunas medidas económicas en el 2019 y el 2020 para satisfacer a sus acreedores y conseguir un nuevo tramo de ayuda que le permita devolver más de 7,000 millones de euros a éstos últimos en julio.

Asimismo, Bruselas celebró el superávit primario excluido el pago de los intereses de la deuda de 4.9% del Producto Interno Bruto (PIB) registrado por Grecia en el 2016, según cifras de la oficina europea de estadísticas Eurostat.

Esta cifra, superior a 3.9% anunciada por la agencia de estadísticas griegas, es bastante mejor que el objetivo de 0.5% fijado para el 2016 según los términos del plan de ayuda y por encima del objetivo de 3.5% para el 2018 , aseguró Schinas.

La hoja de ruta impuesta al país por sus acreedores en julio del 2015 a cambio de un tercer programa de préstamos por un monto de 86,000 millones de euros prevé, de hecho, un excedente de 0.5% del PIB en el 2016 y alcanzar 3.5% en el 2018.

La deuda griega se elevaba a finales del 2016 a 179% del PIB, según Eurostat.

Al respecto del resultado en el déficit, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, comento en un artículo publicado el viernes por el Wall Street Journal: Hemos cumplido nuestras obligaciones pese al enorme costo social y económico , ya es hora de acabar con el enfoque punitivo del pasado , concluyó.