El gobierno griego se comprometió este lunes en Bruselas a acelerar su programa de privatizaciones ante su cada vez más difícil situación financiera, indicó el jefe de fila de los ministros de Finanzas de la zona euro, Jean-Claude Juncker.

"La situación es difícil en Grecia", un año después de beneficiarse de un plan de rescate de Europa y del Fondo Monetario Internacional (FMI), admitió Juncker tras una reunión en Bruselas.

Por ello, "hemos acogido con satisfacción el hecho de que el gobierno griego se haya mostrado de acuerdo" en tomar "medidas adicionales" para respetar sus compromisos de reducción de déficit público en 2011, especialmente con una aceleración de las privatizaciones a "corto plazo", explicó Juncker.

Los rumores sobre la necesidad de reescalonar o incluso reestructurar la deuda griega, que asciende a 150% del Producto Interior Bruto (PIB), se intensificaron en las últimas semanas ante la incapacidad del Estado griego de sanear sus finanzas públicas.

DOCH