Al cierre del 2017, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) —la medida más amplia de la deuda del país— se logró reducir y se ubicó en 46.2% del Producto Interno Bruto (PIB).

Es la primera vez desde hace 10 años que se registra una reducción del endeudamiento del sector público como porcentaje del PIB, expone la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En el informe del cuarto trimestre del 2017 de Finanzas y deuda Pública, indica que en el 2016 la deuda representaba 48.7% del PIB, con lo que para el cierre del 2017 significó una reducción de 2.5 puntos porcentuales.

De esta manera, el SHRFSP se ubica en 10 billones 31,652 millones de pesos, de los cuales alrededor de 63% es deuda interna y 37% es deuda externa.

“Este resultado refrenda el manejo prudente de la deuda pública como elemento fundamental de la estrategia de consolidación fiscal implementada por el gobierno federal (...) se logró a pesar de un ambiente de volatilidad e incertidumbre en los mercados financieros internacionales”, indica Hacienda.

Hacienda indicó que para el 2018 se mantendrá la misma estrategia de reducir el nivel de deuda y se buscarán las mejores condiciones del mercado para su financiamiento.

La dependencia informó que el balance primario presentó un superávit de 310,151 millones de pesos, que  equivalen a 1.4% del PIB,  con lo cual,  por primera vez desde el 2008 se logró un superávit primario.

EL INCREMENTO MÁS ALTO

Si bien el endeudamiento del sector público se redujo en el 2017, el gobierno de Enrique Peña Nieto será marcado por elevar la deuda en más de 10 puntos porcentuales del PIB del 2012 al 2016.

A finales del 2012, cuando Peña Nieto tomó la silla presidencial, el SHRFSP representaba 37.2% del PIB, en el 2013 lo elevó a 40%, en el 2014 a 42.6%, en el 2015 a 46.6% y en el 2016 a 48.7% del PIB.

De diciembre del 2012 a diciembre del 2016, la deuda se elevó en 11.5 puntos porcentuales del PIB. Y si se considera del 2012 al 2017 se incrementó en 9 puntos porcentuales, el aumento más alto del siglo XXI.

Estadísticas de la Secretaría de Hacienda indican que en los últimos dos sexenios la dinámica fue diferente, pues del año 2000 al 2006, el SHRFSP pasó de 30.6% del PIB a 29.5%; es decir, se redujo 1.1 puntos; mientras que del 2007 al 2012 pasó de 28.8 a 37.2% del PIB, un incremento de 8.4 puntos porcentuales.

GASTAN MÁS DE LO APROBADO

En su reporte, la SHCP expone que el gasto neto del sector público fue por 5 billones 177,596 millones de pesos, lo que significó una reducción de 8.7%, en términos reales y respecto del 2016.

No obstante, este gasto fue mayor en 321,811 millones de pesos a lo que se aprobó en el Presupuesto de Egresos de la Federación del 2017 en la Cámara de Diputados.

En sus diferentes rubros de gasto, se indica que el gasto programable se redujo en 12.7%, respecto del 2016, pero también superó el gasto que se había programado en más de 301,804 millones de pesos.

En las dependencias de gobierno se registró un gasto de 1 billón 76,146 millones de pesos, que si bien significa una reducción de 32.2%, respecto de lo que se gastó en el 2016, si se compara con lo que se tenía programado, se ve un exceso de 97,415 millones de pesos.

La Secretaría de Energía registró la mayor reducción de su gasto durante el 2017 en 98.3% respecto del 2016, al pasar de 328,927 millones de pesos a 6,077 millones de pesos. Aun así, superó el gasto que se tenía programado, que era de 2,361 millones de pesos.

La Secretaría de Economía, la encargada de llevar a cabo las renegociaciones del Tratado Libre de Comercio de América del Norte, presentó una reducción de su gasto de 38.7%, respecto de lo registrado en el 2016.

Fue una de las dependencias que no gastó más de lo programado, por lo que registró un subejercicio de 123 millones de pesos.

Las secretarías que más presupuesto se les entrega cada año reportaron reducciones de su gasto, respecto del 2016: la Secretaría de Educación en 6.8% y la de Desarrollo Social 13%, en términos reales.

En los ramos autónomos se registró un gasto total de 103,331 millones de pesos, una reducción de 4.5%, respecto del año anterior. Los entes que más redujeron su gasto fueron el Inegi con 18.2% y el INE con 11 por ciento.

Uno de los mayores gastos que registró el gobierno fueron los recursos que se destinan a los estados y municipios a través del ramo 28, de participaciones, pues en el 2017 recibieron 772,122 millones de pesos, un incremento real de 5%, respecto del 2016.

[email protected]