De enero a noviembre del 2017, el balance financiero del sector público registró un superávit por 69,700 millones de pesos (mdp), con lo cual la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) se encamina a registrar un superávit primario por primera vez desde el 2008.

De acuerdo con el reporte mensual de las finanzas y deuda públicas de la dependencia, el monto acumulado que se registró a noviembre contrasta, de manera positiva, con el déficit del mismo periodo del 2016 de 278,800 millones de pesos y con el déficit previsto para el periodo de 412,500 millones de pesos.

Asimismo, la SHCP destacó que el balance primario, en el mismo periodo, ascendió a 456,500 millones de pesos, cifra que representa 5.9 veces el superávit de 76,800 millones de pesos que se registró en el 2016.

“Este resultado es consistente con el objetivo anual de lograr el primer superávit primario desde el 2008”, destacó la dependencia.

El Paquete Económico del 2017 plantea un superávit primario de 0.4% del Producto Interno Bruto (PIB). De acuerdo con Hacienda, revertir el déficit primario permitirá contener el endeudamiento público que, desde el 2007, ha estado creciendo.

De igual manera, indicó que los Requerimientos Financieros del Sector Público registraron un superávit de 3,900 millones de pesos, lo que representa una mejora de 323,100 millones de pesos respecto al déficit del mismo periodo del 2016.

“Este resultado obedece al esfuerzo de consolidación fiscal previsto en el programa económico para este año, a la evolución favorable de los ingresos tributarios y al entero del Remanente de Operación del Banco de México (ROBM)”, explicó la dependencia.

GASTO SE REDUCE

Durante los primeros 11 meses del 2017, el gasto neto del sector público fue por 4 billones 474,200 millones de pesos, una reducción de 6.5% en términos reales respecto al mismo periodo del 2016. No obstante, el monto fue mayor a lo previsto en el programa en 109,400 millones de pesos.

La dependencia explicó que el gasto neto total, excluyendo la inversión financiera, las pensiones, las participaciones y el costo financiero, disminuyó 8.7% real, mientras que el gasto corriente estructural disminuyó 6.9 por ciento.

Agregó que el gasto primario disminuyó 7.7% en términos reales respecto al 2016, mientras que el gasto programable se redujo en 10.3 por ciento.

“El gasto programable, sin incluir las aportaciones con el ROBM, aumentó 3,100 millones de pesos respecto al programa, derivado de un mayor gasto de operación de la CFE por 55.4 millones”, explicó la SHCP. Lo anterior, añadió, se compensó con un menor gasto en Petróleos Mexicanos, el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado.

De esta manera, el gasto programable a noviembre fue por 3.3 billones de pesos, mientras que en el 2016 fue por 3.5 billones de pesos.

De acuerdo con las cifras de Hacienda, los ramos administrativos registraron un gasto por 947,932.4 millones de pesos, lo que significó una reducción de 25.8% en términos reales respecto al 2016.

Dentro de éstos, la Secretaría de Energía fue la que presentó un menor gasto en 97.3%, seguida de la Secretaría de Economía, con una reducción de 41.2%, y la Secretaría de Desarrollo Agrario y Territorial, que disminuyó sus egresos en 33.8 por ciento.

SHRFSP SE UBICÓ EN 7.1 BDP

Al cierre de noviembre del 2017, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), la medida más amplia de la deuda pública, ascendió a 9.5 billones de pesos.

El componente interno del SHRFSP se ubicó en 6.8 billones de pesos, mientras que el externo fue de 187,300 millones de dólares (equivalente a 3 billones 481,700 millones de pesos).

“Al cierre de noviembre del 2017, la evolución de la deuda pública es congruente con reducir el SHRFSP como porcentaje del PIB”.