Los ingresos excedentes que se obtuvieron en el 2013 sirvieron para hacer frente al mayor costo de combustibles que tuvo la Comisión Federal de Electricidad y parte de éstos se canalizaron a las entidades federativas y municipios.

La Secretaría de Hacienda informó que gracias a la mayor recaudación que obtuvo el gobierno el año pasado como resultado del pago adelantado del Impuesto Sobre la Renta (ISR) por la distribución de dividendos, los estados se vieron beneficiados con más recursos para su fondo de ahorro.

El economista en jefe de la dependencia, Ernesto Revilla, y el titular de la Unidad de Política de Ingresos, Rodrigo Barros, informaron que al cierre del año pasado se obtuvo una mayor tributación a la esperada.

En conferencia de prensa con motivo de la presentación del Informe de las Finanzas Públicas al cuarto trimestre del 2013, Ernesto Revilla indicó que se registró una evolución favorable de los ingresos, con lo cual se logró tener un cierre de finanzas públicas con un déficit menor que lo esperado y una aportación a los fondos de estabilización que no se hacía desde hace cinco años.

Detalló que parte de los excedentes, de acuerdo con la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, le corresponden a los estados.

Así, se depositaron 3,363 millones de pesos al Fondo de Estabilización de Ingresos de las Entidades Federativas; al Fondo de Inversión para las Entidades se canalizaron 1,345 millones de pesos, que se integra con el derecho que paga Pemex cuando el precio del petróleo es mayor al programado, y por el derecho extraordinario sobre exportación de petróleo, los estados recibieron 6,900 millones de pesos.

El funcionario destacó que lo anterior ya se ve reflejado en los fondos de estabilización, que sumaron 71,000 millones de pesos.

Explicó que de los excedentes reportados en el 2013, primero se tienen que ir a compensar los faltantes de ingresos en otros rubros, por ejemplo en la Comisión Federal de Electricidad por el alto costo de combustibles que tuvo que pagar con respecto al esperado para generar electricidad con combustóleo que con energía hidroeléctrica.

Rodrigo Barros, comentó que en general cuando se van a dar modificaciones al marco tributario, resulta natural que algunos agentes adelanten operaciones justo antes de que entren en vigor las nuevas modificaciones.

Esto se observó a finales de año con el nuevo impuesto a los dividendos y a las ganancias de capital por la venta de acciones. Hubo distribuciones de dividendos más altas que los que se ven normalmente lo cual a su vez genera un pago de ISR .

También vaticinó que es probable que suceda lo mismo en importaciones a la frontera, lo cual se reflejaría en un mayor pago de IVA.

leonor.flores@eleconomista.mx