Michoacán, Jalisco, Guanajuato, Estado de México y Oaxaca son las entidades que reciben las mayores remesas enviadas desde Estados Unidos a México. Entre las cinco concentran 40% de las remesas, que provienen principalmente de California, Texas e Illinois.