Las expectativas de inflación de los especialistas del sector privado registraron una desaceleración, la segunda mensual consecutiva, y ahora esperan que la variación anual de los precios generales será de 3.98%, informó el Banco de México (Banxico).

La media de las previsiones anteriores fueron de 4.07% en marzo y 4.09% en febrero.

Los mismos especialistas consideran que la economía tendrá la capacidad para mantenerse en una expansión de 2.30% éste y el año entrante, en un contexto donde la incertidumbre por la política interna será una constante.

En la encuesta, los especialistas prevén una expansión del Producto Interno Bruto (PIB) de 2.30% para este año, que es exactamente la misma que tenían proyectada el mes anterior y corrigieron a la baja su pronóstico para el 2019, ahora también esperan un crecimiento de 2.30 por ciento. Una tasa que experimenta una desaceleración ligera desde 2.33% anticipado en marzo.

La encuesta, levantada entre 35 economistas y especialistas del sector privado, recoge las impresiones de los expertos sobre los factores que podrían obstaculizar el crecimiento de la actividad económica.

De los encuestados, 24% ubica a la incertidumbre sobre la política interna, y los factores coyunturales sobre política del comercio exterior, como los principales obstáculos para la expansión del PIB en los próximos 12 meses.

De hecho, reconocen que en una escala de 1 como mínimo a 7 como máximo, tienen un nivel de preocupación de 5.6 puntos sobre el tema de incertidumbre en la política interna.

Mantienen los problemas de inseguridad pública entre los tres factores que podrían obstaculizar al crecimiento económico.

INFLACIÓN, CONVERGERÁ EN ABRIL AL OBJETIVO

Según los resultados de la Encuesta aplicada por el banco central, la variación anual de la inflación se dará en consonancia con una tendencia a la baja desde abril, que es cuando esperan logrará una convergencia.

Según sus estimaciones, la fluctuación anual del Índice de Precios en abril será de 3.97%; dato que sería validado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) el 9 de mayo.

En la encuesta de este mes, por primera vez los especialistas presentaron un mapa de color sobre la probabilidad de que se alcancen estas expectativas. Otorgaron 42% de probabilidad a que la inflación se quede entre 3.6 y 4%; y 33% de posibilidad de que fluctúe entre 4.1 y 4.5 por ciento.

Anticiparon que para el próximo año la inflación promediará 3.65%, una tasa que desacelera también respecto de la proyección del mes previo, que fue de 3.67 por ciento.

TIPO DE CAMBIO Y TASAS

En el apartado sobre el tipo de cambio, consideraron que podría cerrar el año en 18.83 pesos por dólar. Una previsión que muestra una cuarta desaceleración consecutiva desde los 19.04 pesos por unidad que consideraban al iniciar el año.

Para el próximo año, prevén que cerrará en 18.56 pesos, una cotización que se encuentra ligeramente arriba de la que tenían estimada en marzo, de 18.54 pesos por unidad pero que resulta la menos presionada desde noviembre, cuando estaba en 18.58 pesos.

Según sus previsiones, hay espacio para que la tasa de fondeo interbancaria se ubique al cierre del año en 7.47 por ciento. Es decir, no anticipan mayores movimientos en el nivel del rédito donde se encuentra ahora, en 7.50 por ciento.