El presidente de España, Pedro Sánchez, afirmó que es “inevitable” la aprobación de una reforma fiscal al compás del crecimiento económico y que avance en “justicia fiscal”, que contemplará un incremento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a las rentas altas, en  la tasa del Impuesto de Sociedades para las grandes corporaciones o un alza de impuestos especiales y medioambientales, entre otros.

Destaca que el impuesto a grandes fortunas propuesto por Unidas Podemos podría ser un “fetiche”, al optar por subir patrimonio y otros gravámenes existentes.

Así lo indicó Sánchez en una entrevista en La Sexta, recogida por Europa Press, en la que también afirmó que “sin duda” hay que recalibrar la cesta de impuestos, tal y como recomendó, esta semana, el Banco de España, ya que una vez se supere la fase de estímulo para salvaguardar las rentas y el tejido productivo, habrá que reducir el déficit y la deuda pública, y al mismo tiempo fortalecer el sistema de bienestar.

“Hemos resistido, ahora toca entrar en una senda de recuperación de crecimiento, empleo y cohesión”, aseguró Sánchez.

Para ello, ve “inevitable” acometer una reforma fiscal “acompasada al crecimiento económico”, en línea con lo previsto ya por el Ejecutivo en el acuerdo programático entre el Partido Socialista Obrero Español y Unidas Podemos.

Impuesto a los ricos

Cuestionado sobre si el Ejecutivo contempla modificar las tasas reducidas del IVA y su postura acerca del “impuesto para ricos” propuesto por Unidas Podemos, Sánchez no se pronunció sobre lo primero e insistió en que lo más importante es la justicia fiscal. Así, recordó que el impuesto a grandes fortunas “no estaba dentro del acuerdo de gobierno”.

“Intelectualmente cómo vamos a estar en contra de que aquellos que tienen más paguen más impuestos”, pero “la cuestión es si no deja de ser un fetiche o entramos de lleno donde están esos patrimonios y les hacemos tributar”, respondió

Fondo europeo

De cualquier forma, Sánchez, que expresó su intención de aprobar “antes de final de año” los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del 2021 y su voluntad de agotar los cuatro años de legislatura; además, hizo hincapié en la importancia de los recursos que se obtendrán con el fondo de reconstrucción europeo sobre el que se tiene que llegar a un acuerdo este mes.

A su juicio, si dicho fondo sale adelante, será un “hecho histórico” de la magnitud de la instauración de la moneda única o del ingreso de España en la Unión Económica.

“Necesitamos más recursos que otras economías, la española es una economía de 47 millones de personas muy importante, trascendental para el buen funcionamiento del mercado interior”, agregó.